Papyrus – Lucien De Gieter

En el año 2013 Lucien de Gieter anunciaba el fin de la serie Papyrus, después de cuarenta años y treinta tres álbumes. Toda una vida dedicada a una serie que puso fin en 2015 tras la publicación de Papyrus faraón. Ahora la Editorial Dolmen ha comenzado a editar de forma integral la serie desde su primer número. Una oportunidad única para hacernos con un clásico del cómic franco-belga, publicado por primera vez en 1974 en la revista Spirou. Sin duda, estas son las iniciativas que hay que apoyar comprándolas, para que las editoriales sigan apostando fuerte por ediciones de calidad en formato integral. Desde TBO en clase iremos actualizando este artículo a medida que se vayan publicando los volúmenes integrales.

Lucien de Gieter

Lucien De Gieter nació un 4 de septiembre de 1932 en Etterbeek (Bruselas). Al igual que otros grandes dibujantes, sus primeros dibujos los realizó para concursos y certámenes. Aunque su gran oportunidad le llegó en 1961 con un concurso de la revista Spirou. Su insistencia le valió para ver publicado una de sus historias en el formato de mini-récit, con dibujo de Eddy Ryssack. Una historia de indios y vaqueros muy cómica e infantil; y que sin embargo le abrió las puertas de la revista. Durante cuatro años estuvo trabajando para el formato mini-récit de la revista Spirou, hasta que Charles Dupuis le ofreció un contrato de asistente de Peyo. Era su gran oportunidad: poder trabajar junto al creador de los Pitufos, el gato Poussy o Johan y Pirluit.

de gieter

Sin embargo, De Gieter nunca renunció a trabajar sus propias series. Primero fue Pony, en el formato mini-récit; luego fue Clic y la sirena. Y finalmente, en el año 1974, decidió emprender el camino de una creación totalmente personal, que captara la atención del lector: Papyrus.

De Gieter, un estilo a caballo entre Marcinelle y línea clara

Respecto a su estilo como dibujante. De Gieter pertenecía a la escuela de Marcinelle, como demostró trabajando al lado de Peyo. Incluso trabajó en 1965 junto con Gos en la nueva versión de El huevo y los Pitufos. Pese a ello, es cierto que se pueden ver ciertos indicios de influencia de la línea clara de Hergé; e incluso nos recuerda a Blake y Mortimer con tantos cuadros explicativos. Llama  también mucho la atención el uso del color. Muchas figuras se colorean con un solo tono cromático, buscando enfocar la atención del lector hacia una zona concreta de la viñeta. Y  no podemos olvidarnos de la calidad gráfica de los paisajes y elementos arquitectónicos. No tanto así con las figuras humanas, que no es el fuerte de Lucien De Gieter.

Papyrus

Papyrus es un cómic ambientado en el Antiguo Egipto, en la época de los faraones. Al principio de la serie, vemos a Papyrus como un joven pescador que se queda dormido en su barca y es arrastrado por la fuerza del río Nilo. A partir de ahí, los hechos se suceden y su destino termina por cruzarse con Teti-Sheri; hija del faraón Merenptah, y gran sacerdotisa de Isis. Una amistad determinante que será el hilo conductor de toda la serie. Teti-Sheri es temperamental, valiente y decidida; y siente una especial atracción por Papyrus.

En casi todos los álbumes hay nieblas y arenas cegadoras que introducen a Papyrus y al lector en un mundo onírico y divino. Y casi siempre hay un peligro que acecha a Tetis y del que Papyrus debe protegerla. En buena medida, estos componentes están presentes en casi cada una de las historias.

Uno de los puntos fuertes de la serie es el componente mitológico. A través de Papyrus podemos conocer los mitos de una civilización desaparecida hace miles de años. Todos los pueblos de la Tierra han creído en dioses y han narrado sus hazañas. De este modo, observando las mitologías de dichos pueblos podemos entender cómo eran y cómo vivían. Por ello, cómics como Papyrus nos permiten conocer mejor a la cultura egipcia. Más si tenemos en cuenta lo bien documentados que están sus guiones. De Gieter emplea un tono juvenil, casi infantil para presentar historias sencillas y autoconclusivas, pero excelentemente documentadas. Nos abre así ventana a la cultura y civilización egipcia.

templo egipcio papyrus

Papyrus y los dioses egipcios

Los egipcios entienden que los dioses están en todas partes. En la Tierra, junto a los hombres; y en el mundo divino que cada noche atraviesa el dios sol. Los dioses, de apariencia cambiante, son los responsables de la creación del mundo, y cada día garantizan su continuación. Los egipcios tienen un panteón lleno de dioses, que han creado el universo, y cada día protegen para evitar su destrucción. Ra, el dios-Sol; Osiris, rey mitológico asesinado por su hermano Seth; Isis, diosa hechicera; Anubis, dios de los embalsamadores; Horus, único hijo de Isis y Osiris; Sobeck, dios de la fertilidad. Muchísimos dioses, la mayoría con aspecto animal, con múltiples caras y personalidades diferentes.

Para los egipcios, el aire, el cielo, la tierra están poblados de los dioses. Ellos son responsables de todas las creaciones; y cada día son los responsables de que las fuerzas del mal no venzan y devoren el mundo. Los mitos egipcios explican todo aquello que los egipcios no entienden. El origen del Nilo, a dónde van los muertos o por qué se hace de noche cada día. Todas estas interrogantes son recogidas por De Gieter en su obra.

la ciudad de oro del ojo de ra

Papyrus y la cultura egipcia

Otro de los aspectos más interesantes de la serie es la gran cantidad de datos culturales que están presentes en sus álbumes. Más allá de la propia mitología y la religión, hay multitud de referencias destacables. El papel de la agricultura, el valor de las aguas del Nilo, la influencia del desierto, la estructura arquitectónica de los templos, la alimentación básica o las distintas clases sociales del pueblo egipcio. Aunque es evidente que la mayoría de los álbumes de Papyrus se articulan en torno a la relación entre los dioses y los humanos, hay numerosos aspectos que tienen un fuerte componente didáctico.

papyrus

Álbumes de Papyrus

Junto a la mitología, omnipresente en los álbumes de Papyrus, uno de los aspectos más interesantes es la propia evolución de los protagonistas a lo largo de la serie. Cada álbum presenta una historia autoconclusiva, que se puede leer de manera independiente, pero los personajes van creciendo y evolucionando en su propio universo. Veamos a continuación el argumento de los álbumes.

La momia sepultada

Papyrus salva de una muerte segura a la joven princesa Teti-Sheri, hija del faraón de Egipto. Sus captores la dejaron en estado catalítico y le momificaron en vida; abandonando más tarde el sarcófago en las aguas del Nilo. Pero el destino cruza a Papyrus en el camino de Teti-Sheri, y en adelante se convertirá en su protector. A partir de aquí Papyrus tendrá una apasionante aventura en la que tendrá que superar sus miedos.

ingenieria egipcia

Una aventura en las que conocemos la práctica de momificar en vida; sobre todo en casos en los que altas personalidades hubieran atentado contra el faraón. La creencia popular de que una persona debe enfrentarse a sus propios miedos. La ingeniería egipcia creando pozos de agua, usando poleas o cuerdas.

El señor de las tres puertas

Durante milenios, Egipto ha vivido al ritmo de las crecidas anuales del Nilo. Pero víctima de una maldición, el Nilo se está secando, las reservas de graneros se están agotando, y la angustia popular se ha apoderado del país. Papyrus, al que el pueblo egipcio ya consideran bendecido por los dioses, encabezara junto a la princesa Teti-Sheri una misión que deberá remontar el río Nilo para averiguar qué está provocando tal infortunio.

Gracias a la expedición Papyrus descubre una conspiración del primer faraón Menes para alzarse con el poder. Papyrus se tendrá que enfrentar a la estatua de la princesa, a una fosa de lodo, y llegará a la ciudad de oro del ojo de Ra. Para escapar de esta aventura, Papyrus deberá descubrir el secreto de las tres puertas que separan la ciudad del mundo superior.

El coloso sin rostro

Al oeste de Tebas, Teti-Sheri y Papyrus están de cacería, acompañados de una pequeña escolta, cuando una tormenta de arena les deja ante una esfinge con cabeza de hiena. Posteriormente, volviendo a Palacio, entre las callejuelas oscuras y silenciosas de un populoso barrio de Tebas se topan con un anciano ciego. Poco después el anciano le confiesa a Papyrus ser un antiguo rey de la ciudad de Basalto, y le pide le le conduzca hacia ella. Aceptará y se verá inmerso en una trepidante aventura que le enfrentará al mismísimo Anubis y al dios Sobeck; y que le llevará a una ciudad maldita.

papyrus

  • Papyrus
  • Lucien de Gieter
  • Traducción: Lorenzo Díaz
  • Editorial Dolmen
  • 2020
  • 29,95€

Deja un comentario