Muraqqa – Historia de un Harén del imperio mogol

Muraqqa – Historia de un Harén del imperio mogol
5 (100%) 1 vote[s]

Muraqqa es un cómic del año 2011 que nos narra de una manera cautivadora cómo era la vida en torno a un harén del imperio mogol. Un cómic que nos permite viajar en el tiempo hasta el siglo XVII para saber más sobre una civilización poco conocida en occidente pero que nos evoca a un mundo de concubinas, esposas, alfombras, lujo, banquetes y meditación. Pero Muraqqa es todo eso y más. Muraqqa es una historia de suspense e intriga, de conspiraciones y maquinaciones.

muraqqaLo primero que nos llama la atención del cómic es su ambientación. El imperio mogol. Un imperio bastante desconocido para el público general, e incluso para buena parte de los historiadores. El imperio mogol se desarrolló en la India desde el siglo XVI y hasta el siglo XIX. Se trata de un estado islámico, de ascendencia turca, y que ocupó lo que hoy serían India, Pakistán y Bangladesh. Un imperio por lo tanto muy poderoso, y que no hay que confundir con el imperio mongol.

La historia que se nos narra se corresponde al periodo del emperador Nuruddin Salim Jahangir, que reinó hasta su muerte en 1627. El imperio mogol se caracterizó por sus enormes edificios y monumentos; y por sus hermosas pinturas y decoraciones. Pero Muraqqa no es un cómic político. Su punto fuerte es la ambientación, así como las ideas que transmite. Es un cómic de superación y tolerancia. Un cómic que nos permite abrir una ventana a una cultura exótica, y conocer cómo vivían; cómo se relacionaban. En Muraqqa vemos mezcla de culturas, belleza y exotismo. Pero vemos también prácticas aberrantes como era la falta de arraigo con los padres, el castigo ejemplarizante a los empleados, o las ejecuciones.

Otro punto fuerte del cómic es el vocabulario empleado. Palabras como zenana, jainis, mahal (palacio), firangi (extranjero) o nazir (eunuco jefe); se muestran con todo su esplendor al lector, que rápidamente las asimila como parte de su propio vocabulario.

muraqqa
La vida en la Corte tiene sus propias reglas

La historia de Muraqqa comienza con Priti, la protagonista de la historia. Una joven muchacha de doctrina jaini (filosofía que no reconoce la autoridad de ningún texto sagrado ni ningún Dios). Priti es una magnífica ilustradora cuya fama llega hasta la Corte. Es requisada y obligada a realizar el viaje, por petición expresa de la mujer del emperador. Allí pasará a formar parte del harén del emperador, y vivirá en la zenana; la parte de la casa reservada para la vida de las mujeres del emperador y su harén. Una vida rodeada de lujos y belleza.

muraqqa
Muraqqa es un álbum en forma de libro que contiene diferentes pinturas en miniaturas, de gran calidad artística

¿Para qué es llamada a la Corte? Pues su fama como ilustradora ha llegado hasta oídos de la esposa del emperador, y le manda llamar para que ilustre un muraqqa del zenana. Es decir, para que ilustre un libro de miniaturas o ilustraciones en donde se recoja la vida de todas las mujeres que allí residen. Desde las mujeres soldado a las cocineras. Desde las más altas damas, a las vidas más insignificantes. Allí, oficialmente, ninguna mujer tiene vida privada. Incluso están obligadas a recoger por escrito a qué dedican el día a día.

Sin embargo, la realidad esconde mucho más de lo que a simple vista puede parecer. Y Priti poco a poco empieza a conocer los engranajes del zenana.

muraqqa
Pintar el zenana es un trabajo que solo puede realizar una mujer. Aunque los ilustradores solían ser hombres, era imposible que ninguno recibiese permiso para penetrar en ese espacio reservado para las mujeres del califa y sus sirvientas. Demasiados estímulos visuales para un varón.

Con la excusa de los dibujos, Priti va conociendo cada vez más los entresijos que se esconden en el zenana: la influencia sobre la emperatriz de los eunucos; el robo de comida del zenana; los duros castigos que no eximen ni a los hijos del emperador; las conspiraciones de palacio, etc. Respecto a la influencia de los eunucos, habría que señalar que ellos no estaban sujetos a las estrictas reglas de cada sexo; y por otra parte, tampoco tenían aspiraciones para sus descendientes, puesto que no podían tener hijos.

Todo este engranaje nos va introduciendo poco a poco en una historia de engaños, poder, conspiraciones y maquinaciones de palacio. Los eunucos, el emperador, sus hermanos, sus hijos, su esposa y los criados. Todos juegan un papel en una historia de engaños que se esconde dentro del corazón del harén. Conspiraciones que ningún muraqqa logrará ocultar.

Y en este sentido, uno de los puntos fuertes de Muraqqa es precisamente conocer más sobre el funcionamiento de una institución, el harén, muy desconocida para los outsiders. El zenana funciona como un micro cosmos; con vida propia. Es como una sociedad aparte, con sus propias reglas y sus propios códigos. Una imagen muy alejada del estereotipo del harén que todos tenemos en mente.

muraqqa

Obviamente, en Muraqqa también hay espacio para algún asunto político. Pero son totalmente secundarios. En concreto destacamos una conversación en la que se deja entrever la llegada de una embajada diplomática inglesa, que viene supuestamente a rivalizar con Portugal; aliado por entonces del imperio mogol. Pobre destino le deparaba a la India con respecto a sus relaciones con Inglaterra. No sabían hasta qué punto. Aunque para eso todavía falta algo más de un siglo.

La edición incluye bibliografía, un apéndice de términos y un listado de personajes. Estos detalles siempre son de agradecer. Sobre todo para los que nos dedicamos a la historia. Esperemos que el resto de la obra esté a la altura de este primer número, y que podamos conocer todos los secretos que se esconden en el interior del zenana. La única pega: el primer tomo salió en el año 2011. Y en francés está también el segundo tomo. Y son cuatro. La espera promete ser larga.

 

Ana Miralles es una ilustradora madrileña con una larga y reconocida trayectoria. No solo en el mundo del cómic, sino en el teatro, cine y publicidad. Una dibujante que además no era la primera vez que se enfrentaba al universo oriental, puesto que ya tenía una dilatada experiencia con el cómic francés Djinn; del que en algún momento haremos también su reseña.

muraqqa

 

  • Muraqqa
  • Ana Miralles (dibujo) y Emilio Ruiz (guión)
  • Ediciones 12bis
  • 2011
  • 14,00€
Etiquetas

Deja un comentario