De Sangre y Ron mi Cuba, de Fran Jaraba

El 18 de abril de 1989, el Senado y la Cámara de los Estados Unidos reunidos en el Congreso, acordaron que el pueblo de Cuba debía ser libre e independiente. Y que era el deber de los Estados Unidos exigir al gobierno español que renunciase inmediatamente a su autoridad; y retirase sus fuerzas terrestres y navales de la isla. Tras el ultimátum, EEUU intervino en Cuba, y en pocos meses puso fin a una guerra que se había alargado varias décadas desgastando al gobierno español. El cómic De Sangre y Ron mi Cuba, de Fran Jaraba, retrata magníficamente el día a día de la campaña bélica en tierra cubana.

fran jaraba

De Sangre y Ron mi Cuba

De Sangre y Ron mi Cuba recoge las aventuras de Maxi Torres, un poeta republicano enamorado de la mujer equivocada, y que le lleva a embarcarse en una aventura que cambiará su vida. Maxi cruzará el océano y se enrolará en el ejército español que opera en Cuba, con el único objetivo de encontrarse en la isla con su amada Lola Molina; una actriz que se hace llamar “La Argentinita”. Maxi carece del mínimo sentido patriótico; y tampoco tiene especial interés en el conflicto armado cubano. Maxi es un humanista y un romántico, con conexiones con el anarquismo español, y un gran sentido de la amistad.

A lo largo de tres capítulos Fran Jaraba nos introduce algunos de los elementos más polémicos de conflicto. Los campos de concentración, en donde el ejército español enviaron a miles de campesinos que fueron movidos de sus casas para evitar que apoyaran al ejército insurrecto. Campos que carecían de infraestructuras básicas y que muy pronto se convirtieron en foco de enfermedades. La táctica de guerrilla utilizada por el ejército de liberación cubano, que años atrás habían empleado el ejército español contra el todopoderoso ejército napoleónico, en la guerra de la independencia; y que tan buenos resultados le dio. O las partidas de los insurrectos cubanos, que ganaban efectivos a medida que avanzaban; y que nos recuerda en parte a las partidas carlistas.

Si te interesa el asunto de la guerra de Cuba, no dejes de leer las siguientes reseñas 👇👇

de sangre y ron mi cuba

La independencia de Cuba

En definitiva, De sangre y ron mi Cuba es un perfecto retrato de la conocida como tercera guerra de Cuba, cuyo desenlace final sería la independencia de Cuba, y el fin del imperio colonial español. Se iniciaba así una larga y extensa decadencia, que dejaba definitivamente atrás los años triunfales del imperio español; e iniciaba un declive del que tardaría décadas en recuperarse. Si es que alguna vez se recuperó. Solo esperamos que su autor, Fran Jaraba, alguna vez recupere las aventuras de Maxi Torres y concluya como merece la historia.

Al cómic le acompaña un magnífico glosario de términos cubanos, que ayudan al lector no iniciado a no perderse entre tantos términos ajenos a nuestra cultura. Y por otra parte, se incluye al final un listado bibliográfico que tanto sabemos apreciar los historiadores. Si te gusta la lectura, no dejes de leer División Azul; también de Fran Jaraba.

Aspectos didácticos de De sangre y ron mi Cuba

La labor investigadora de Fran Jaraba se percibe desde la primera página. Eso hace que De sangre y ron mi Cuba tenga un enorme potencial didáctico que podemos aprovechar en nuestras clases. ¿Qué nos ofrece? Pues aquí tenéis algunos temas realmente interesantes:

  1. El interés estadounidense por hacerse con el control de la isla.
  2. Las tácticas militares puestas en marcha por uno y otro bando.
  3. El carácter afable del pueblo cubano.
  4. Los métodos de alistamiento de la época, en el que pagando un dinero te librabas de acudir a la llamada del ejército.
  5. El trasfondo económico de la guerra.
  6. Los campos de concentración que pusieron en marcha el ejército español.
  7. La crueldad de la guerra.
  8. La sensación de desastre que se respiraba en la guerra.

En definitiva, una obra que recomendamos desde TBO en clase, y aporta luz en un asunto crucial de nuestra historia contemporánea que rara vez encontramos en los libros de texto.

Deja un comentario