El Roto – Contra muros y banderas (Nacionalismo catalán)

Reservoir Books nos ofrece una exquisita selección de noventa y una viñetas gráficas de El Roto sobre Cataluña y el nacionalismo catalán. Un libro que no deja títere con cabeza. Contra muros y banderas nos ofrece una visión satírica de la estupidez humana. Un retrato profundo de la España dividida que estamos legando a las futuras generaciones.

En una España empobrecida, confusa, debilitada y empobrecida, viejos fantasmas regresan bajo falsos ropajes identitarios y narcisistas para ocupar mentes y voluntades. Este librito es un modesto intento de evitar ese engaño.

nacionalismo catalán

El nacionalismo catalán

El asunto de Cataluña y el nacionalismo catalán están de máxima actualidad. Y en lo que a esta web le ocupa, no es baladí que a diario en los institutos de secundaria los adolescentes hagan referencias a Puigdemont, la independencia de Cataluña o los lazos amarillos. O se instale un debate en clase acerca de si el Barcelona FC debería o no jugar la Liga. Sin embargo, en cuanto excarvas la superficie, rápidamente te das cuenta del gran desconocimiento que existe sobre el asunto catalán. Y ojalá fuera solo entre los adolescentes.

Argumentario del nacionalismo español

nacionalismo catalánNo vamos a entrar ahora a hablar del españolismo y el nacionalismo propiamente español. Eso nos llevaría para una entrada más amplia; y no es desde luego el objetivo ni de la obra ni de la entrada. Sin embargo, una parte del discurso contrario al nacionalismo catalán utiliza como argumento la idea de la unidad de España.

Así, el axioma de España una, grande y libre unida se utiliza habitualmente como excusa para verter todo tipo de improperios hacia Cataluña y los catalanes.

Y lo peor, es que cuando sales de las puertas del instituto sigues viendo esa misma actitud. En conversaciones de barra de bar sobre el nacionalismo catalán; también en las vitrinas de los supermercados cuando determinadas personas descartan productos según su procedencia; en las redes sociales viralizando todo tipo de noticias; o en los campos de fútbol cuando pitan a determinados equipos. O cantan el himno español según el rival con el que se juegue.

Argumentario del nacionalismo catalán

nacionalismo catalánPero en la otra orilla encontramos más de lo mismo. El nacionalismo catalán, la identidad catalana, la desconexión, el procés, todo se sostiene sobre una amalgama de mitos y lecturas sesgadas de los hechos históricos; así como una serie de falsedades y medias verdades, que a costa de repetirlas, se han convertido en verdades absolutas. “España nos roba”; “El Estado español es autoritario”; “El pueblo catalán tiene derecho a decidir”; “La Unión Europea no expulsará a Cataluña”. Y conceptos como la Diada, los Países catalanes o el origen mítico de la señera.

nacionalismo catalánTodo esto forma parte del argumentario del nacionalismo catalán. Y si no metemos de lleno en el terreno histórico, la cosa no mejora: la caída de Barcelona en la guerra de sucesión; la mitificación del personaje de Rafael Casanova; Willfredo “el Velloso” como fundador de Cataluña; Castilla como enemiga histórica de Cataluña, etc. El nacionalismo catalán no tiene límites en cuanto a la manipulación de la historia.

Con todo, creemos firmemente en la conveniencia de traer el asunto del nacionalismo catalán a los institutos. No es recomendable que su única fuente de conocimiento sobre el tema sea la televisión y lo que escuchan en las calles, y lamentablemente, en las casas.

Por ello recomendamos encarecidamente acercar al alumnado de secundaria a Contra muros y banderas, de El Roto. De su lectura podemos extraer discusiones interesantes para nuestras clases. Y sobre todo, podemos extraer una visión diferente del nacionalismo catalán.

Contra muros y banderas

nacionalismo catalánLa cuestión territorial

Por un lado tenemos la cuestión territorial. Un debate muy interesante que podemos mantener con nuestros alumnos y alumnas de 3º de la ESO para abordar el asunto del nacionalismo catalán. El modelo autonómico español no tiene parangón en otros países. Sin embargo, su aplicación práctica le hace estar en constante cambio. No es un sistema cerrado, sino en construcción. Abandonar dogmatismos sería por tanto un primer punto de partida válido. Y sobre todo, si hay que levantar un muro, que sea a la estupidez, nunca al entendimiento entre naciones.

Los símbolos y las banderas

El absurdo de las banderas también es otro de los asuntos más tratados en Contra muros y banderas. Los símbolos es uno de los puntos fuertes de los nacionalismos. Banderas, himnos, lazos o gorros son utilizados frecuentemente como método para crear conciencia nacional e inspirar orgullo nacional. Despreciar una bandera puede ser todo un símbolo político en uno u otro sentido, como ocurriera con el sketch de Dani Mateo con la bandera de España, que incluso fue llevado a juicio.

El nacionalismo catalán

nacionalismo catalánEl nacionalismo catalán es obviamente el asunto sobre el que gira la obra. En Contra muros y banderas El Roto aborda asuntos nada triviales como plurinacionalidad, multiculturalidad, autonomía, descentralización, regionalismo o federalismo. Pero más allá de todos estos conceptos, que son susceptibles de ser trabajados en clase, existe un asunto prioritario: los términos nación y Estado. No podemos entablar ninguna discusión, ni pretender llegar a conclusiones, si nuestros alumnos y alumnas no comprenden las diferencias semánticas entre ambos conceptos.

Tenemos que entender, igualmente, que el conflicto Estado/Nación ha supuesto a lo largo de la historia contemporánea pisar los derechos humanos, y ha provocado en numerosas ocasiones guerras y conflictos antagónicos. No es por tanto un tema baladí, ni que haya que tomar a la ligera. Un pueblo deviene en nación cuando es soberano en lo político. Bien como mayoría dominante de un Estado nacional (como podría ser España); bien como elemento de relevancia política central en el seno de un Estado o Imperio multiétnicos (Yugoslavia).

nacionalismo catalánSi carece de la condición de Estado independiente, un pueblo puede considerarse nación si posee elementos de autodeterminación política y autogobierno; o se afana de forma activa a obtenerlos (que sería el caso catalán).

En general, los Estados nacionales poseen un patrón de identidad común, identidad propia y solidaridad. Estos vínculos mantienen correlación con rasgos de parentesco y culturales compartidos y con ellos se identifican. ¿Cuáles son estos rasgos?

Rasgos definitorios del nacionalismo

nacionalismo catalánLa lengua, el marcador más distintivo del ámbito cultural de lo étnico, mantiene una correlación muy estrecha con la identidad nacional. También la contigüidad territorial. Aunque un mismo territorio puede albergar a varias comunidades distintas, lo contrario es más frecuente: las poblaciones etnonacionales tienden a ser adyacentes en lo territorial. La religión, por muy notable que haya sido en la historia a la hora de configurar una identidad nacional, es considerablemente menor que la que ha desempeñado la lengua y la contigüidad geográfica. Y por último, los recuerdos históricos compartidos y la conciencia de un destino común para el futuro forman una parte central de la identidad nacional. Sin embargo, cabe destacar que la historia compartida conduce a la creación de una identidad común precisamente en la medida en que genera una cultura común y conciencia de parentesco.

En definitiva, estas ideas podemos extraerlas de buena parte de las viñetas de Contra muros y banderas, pero la labor de los docentes será fundamental para intentar sacar el máximo provecho a las capacidades gráficas de la obra.

La Constitución española 

nacionalismo catalánLa actual ordenación territorial de España, queda definida por la Constitución de 1978. Texto que coronaba el proceso constituyente del nuevo régimen democrático iniciado después de la muerte de Franco. Ya vemos, desde su artículo 2, como “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

Se abría paso una concepción totalmente nueva de la estructura del Estado. “Un sistema de autonomías para las nacionalidades y regiones españolas”.

nacionalismo catalánEl término “nacionalidades” suscitó una gran polémica, probablemente la de mayores repercusiones de todas las suscitadas por los aspectos constitucionales “difíciles” políticamente hablando. Para muchos, su adopción suponía un grave riesgo de ruptura de la unidad nacional. No obstante, el término “nacionalidades” permaneció en el texto definitivo como una concesión hacia vascos y catalanes.

Esta obra también nos sirve para debatir en clase y cuestionar este planteamiento constitucional. Pero siempre desde la base del diálogo, y con intención de encontrar argumentos.

 

 

El Roto

Andrés Rábago, alias El Roto, nació en Madrid en el año 1947. Empezó a dibujar bajo el seudónimo de OPS en las revistas Triunfo y Hermano Lobo. Y más tarde en Cuadernos para el diálogo, Cambio 16, Tiempo y Madriz. Con el actual seudónimo de El Roto, ha pasado por Diario 16, El Independiente y actualmente en El País. En el siguiente enlace se puede leer una entrevista que concedió a la revista Quimera en el 2017.

 

nacionalismo catalán

  • El Roto. Contra muros y banderas
  • Andrés Rábago
  • Reservoir Books
  • 2018
  • 8,95€

Deja un comentario