Barcelona, 1714 – Guerra de Sucesión

Hoy nos hacemos eco en nuestro blog de la guerra de sucesión española. Un conflicto que a la larga supuso uno de los cambios más trascendentales para historia de nuestro país. El agotamiento de la dinastía de los Austrias a finales del siglo XVII con la muerte de Carlos II, abrió una nueva etapa en la historia de España. La llegada de los borbones al trono español el mismo año en que se inició el siglo XVIII significó un cambio de orientación en el curso de la trayectoria de España; y el inicio de una guerra civil que se prolongó durante quince años. Fue la guerra de sucesión española. Un conflicto con una vertiente nacional y otra internacional; y que el historietista Oriol García Quera refleja en su obra Barcelona, 1714. El once de septiembre.

Barcelona, 1714. El once de septiembre

El cómic narra los trágicos sucesos vividos en Barcelona en el verano de 1714, con la derrota definitiva del bando austracista en la guerra de sucesión. Los barceloneses están dirigidos por el comandante Villarroel y consejero primero de la ciudad, Rafael de Casanova. Este es uno de los puntos fuertes de la obra: la presencia de un gran elenco de personajes reales que tuvieron su parte de protagonismo en la guerra de sucesión.

barcelona, 1714

Por parte de los borbones, el duque de Berwick asume el mando del ejército de Felipe V; y releva al duque del Pópuli. Viene decidido a tomar la ciudad en quince días, y para ello ha logrado sumar una fuerza de unas cuarenta mil personas frente a poco más de seis mil. Este es el punto de partida de la obra.

Una magnífica panorámica de la guerra de sucesión

El cómic es narrativamente magnífico. Nos muestra la desesperanza vivida dentro de la ciudad en las semanas previas a la conquista. Son viñetas cargadas de historia. Barcelona, organizada en gremios, resiste a duras penas los envites del ejército borbónico. No tiene apoyos exteriores y la deserción se extiende entre sus filas. Pese a ello, carpinteros, pintores, colchoneros, candeleros, tejedores y otros muchos trabajadores, se organizan y resisten ante los invasores. Dando muestras de sus principios y la fidelidad a su causa durante la guerra de sucesión.

guerra de sucesión

También nos sirve la obra para ver los oficios y las técnicas de combate que tuvieron lugar durante la guerra de sucesión. Construcción de murallas, sitios de ciudades morteros y voladuras se suceden entre granaderos, zapadores y bayoneteros.

Tras catorce meses de resistencia llegó la propuesta de rendición, y la respuesta fue no. Tras ello, cientos de soldados se lanzarían a ocupar la ciudad. Y con ello, todo llegó a su fin. O a un nuevo comienzo.

Un ejercicio de memoria histórica

guerra de sucesiónNos encontramos ante una obra del año 2002, que ha sido reeditada en castelano recientemente por Cascaborra Ediciones. Una novela gráfica altamente recomendable por muchos motivos. Primero por su espectacular dibujo. Oriol García Quera tiene un estilo de dibujo muy realista que nos recuerda a las grandes obras europeas de género histórico; o a aquellas obras editadas en los años ochenta por la editorial Ikusager. Y lo segundo por el magnífico tratamiento de la historia. Aunque en este punto haremos un inciso.

Muchas veces da la impresión de que el discurso de resistencia patriótico tiene un sesgo excesivamente nacionalista.  No dudamos de la veracidad de la historia, ni de las fuentes usadas. Obviamente estamos ante un ejercicio de reconstrucción histórica, muy bien llevado a lo largo de unas cincuenta páginas. Sin embargo, el tratamiento que recibe la historia en las últimas cinco o seis páginas parece destinado a contentar a un público determinado, que se alimenta del discurso nacionalista. Aunque nada de ello desmerece el resultado final de la obra.

historia de cataluña

El autor: Oriol García Quera

historia de cataluñaDibujante y guionista especializado en el cómic histórico, y especialmente la historia de Cataluña. Su constante labor divulgativa le ha valido para participar en diversos proyectos museográficos y exposiciones sobre la historia de Cataluña. También está vinculado al mundo de la docencia, participando en diversos programas que buscan divulgar el cómic en la escuela secundaria. Una labor que aplaudimos desde TBO en clase. Todo ello le ha valido para ganar diferentes premios.

Entre sus obras, además de Barcelona, 1714 (2002), en donde se ocupa de la guerra de sucesión, destacamos las siguientes: Barcelona 1706 a 1714. Dietario de un tendero (2013); Corpus 1640: la revuelta de los segadores (2004); Tierra de frontera. Olèrdola 1058 (2015); Cesetanos. Entre Roma y Cartago (2017). Podemos ver más información aquí.

Un poco de historia: la guerra de sucesión española

El 1 de noviembre de 1700 el último monarca de la casa de Austria, Carlos II moría sin descendencia directa. Los principales candidatos a ocupar el trono por sus vínculos familiares, eran Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia y de la princesa española María Teresa de Austria; y el archiduque Carlos de Habsburgo, hijo del emperador de Austria José I, y ligado también a la dinastía española por Fernando, hermano de Carlos I.

El testamento de Carlos II

El 9 de noviembre se confirmaba que el testamente de Carlos II designaba como sucesor al candidato borbón. Y ante unos primeros instantes de dudas, el 16 de noviembre fue proclamado con el nombre de Felipe V. La entronización de Felipe V de Borbón de España tuvo que salvar la dificultad que suponían las pretensiones de la rama austriaca de los Habsburgo para situar al archiduque Carlos como heredero legítimo de la Monarquía Hispánica. Este nombramiento provocó un conflicto grave en el equilibrio de poder entre las potencias europeas.  Es lo que conocemos como guerra de sucesión. Tenemos que entender que no fue una decisión fácil para Carlos II, toda vez que España y Francia se habían enfrentado en múltiples ocasiones en el campo de batalla durante las últimas décadas; pero era una manera de apostar por la preeminencia del catolicismo, frente al protestantismo alemán.

La guerra de sucesión: un conflicto internacional

Rápidamente Gran Bretaña, Holanda y Portugal, contrarias a tal situación, dieron su apoyo al candidato austríaco y entraron en guerra contra Francia y España. De este modo, un problema nacional acabó convirtiéndose en un conflicto internacional. Europa no quería que los borbones sustituyeran a los Austrias en su hegemonía mundial, y por las declaraciones que había hecho el monarca francés Luis XIV, parecía claro que Francia quería aprovechar la ocasión para consolidar su liderazgo en Europa. La guerra de sucesión tomaba así un cariz internacional.

guerra de sucesión

El Tratado de Utrecht de 1713

Pero todo iba a cambiar en 1711. El 17 de abril moría el emperador de Alemania José I, y su hermano, el archiduque Carlos, pretendiente a la corona española, iba a heredar la corona imperial. Ante esto, el miedo de los países europeos hacia los borbones se volvió ahora hacia los Austrias. Un Habsburgo en el trono de dos reinos no era algo apetecible para ninguno de los países en litigio, por lo que manifestaron su interés en poner fin a la guerra.

Así, el 11 de abril de 1713 se firmó el Tratado de Utrecht, mediante el cual se daba por finalizada la guerra de sucesión, y se confirmaba la entronización en España de Felipe V de Borbón. Pero en el artículo X de este tratado se establecía la cesión de Gibraltar por parte de la Corona a Inglaterra. Aunque no fue la única cesión. Austria se quedó el Milanesado, Flandes, Nápoles y Cerdeña. Gran Bretaña se quedó Gibraltar y Menorca, así como privilegios comerciales. En lo sucesivo, Gibraltar se convertiría en un elemento de permanente reivindicación por parte de España.

Valoración final

En definitiva, un cómic altamente recomendable por diferentes motivos. El primero, por ocuparse de un periodo histórico muy convulso de la historia de España, pero caído en el olvido. Lo segundo por su potencial didáctico, algo que siempre valoramos desde nuestra web. En tercer lugar por su exquisito dibujo. En cuarto lugar, por su capacidad de entretener; Oriol García Quera logra atrapar al espectador con su magistral relato sobre la guerra de sucesión. Y en quinto y último lugar, por el aspecto controvertido de su temática. No podemos olvidar que el tema de la historia de Cataluña siempre es un tema polémico, y es digno de agradecer que el autor de esta obra no trate de pasar de puntillas por el asunto, y aborde la historia con rigor. Siempre habrá tiempo para debatir si hay un excesivo sesgo nacionalista o no lo hay.

Por todo ello, agradecemos desde aquí la iniciativa de Cascaborra Ediciones traduciendo al castellano esta obra, y esperamos poder disfrutar en poco tiempo de otras obras del autor.

Deja un comentario