Marie Curie – Una mirada feminista contra la incomprensión

Interesante publicación que acaba de publicar Nórdica Libros sobre la vida de la científica Marie Curie. Todo el mundo conoce a los científicos Pierre y Marie Curie; sin embargo, pocos conocen las vicisitudes a las que se tuvo que enfrentar una mujer, a finales del siglo XIX, cuya capacidad intelectual sobrepasaba con creces a la de muchos de sus compañeros de profesión. Hombres que no terminaban de entender que una mujer pudiera eclipsar la carrera de sus colegas de profesión. Una sociedad que menospreciaba cada uno de sus logros, por el mero hecho de ser mujer. Y unas costumbres sociales a las que Marie Curie se tuvo que sobreponer durante toda su vida. Y tampoco es muy conocida su aportación durante la primera guerra mundial; o las causas que rodearon a su propio fallecimiento. Un cómic con una visión feminista ciertamente interesante.

Marie Curie

El cómic hace un repaso cronológico de los principales hechos de su vida. Sus inicios como institutriz en Polonia, que usó para ahorrar dinero enseñando francés. Su llegada a París allá por la década de los años noventa del siglo XIX; un viaje que pudo realizar gracias precisamente al dinero ahorrado. El inicio de sus estudios en la Sorbona de París. El día que conoció a su futuro marido Pierre. Sus ideas políticas. Su matrimonio y posterior embarazo, que le quitó la idea de volver a su amada Polonia. Sus adelantos científicos. Sus logros profesionales. Y también asuntos más trágicos como la muerte de su marido en un accidente.

Un punto interesante el de las ideas políticas. Aunque ocupa un segundo plano en el conjunto de la obra, son varias las conversaciones en donde se denuncia la situación de Polonia. Recordemos que hacia finales del siglo XVIII, y hasta 1918, Polonia no fue un país independiente. Dividida entre Prusia, Austria y sobre todo Rusia, Polonia desapareció como país autónomo, y pasó a convertirse en un objetivo por el que luchar para miles de polacos. Fue el caso de Marie Curie, que no duda en denunciar a los rusos zaristas de la situación de su país. También podemos ver en el cómic alguna alusión a la persecución a la que fue sometido el idioma polaco.

Marie CurieEl cómic nos sirve también para deleitarnos con las magníficas estampas casi impresionistas que nos deja la autora del París de principios del siglo XX. La arquitectura, sus calles, sus costumbres, sus reuniones sociales, la Universidad. Pero también la incomprensión de una sociedad que no estaba preparada para los adelantos de la ciencia. Una sociedad que no entendía los adelantos que podía suponer la física nuclear. Y buena muestra de esta incomprensión se aprecia en la prensa; y en sus portadas de periódicos, más cercanas a los tabloides sensacionalistas que al verdadero periodismo. Esta novela gráfica está llena de anotaciones científicas relativas a las matemáticas y la física, que harán las delicias de los amantes de la ciencia. Y que no son difíciles de seguir para los outsider.

Marie CurieEn este sentido, un asunto interesante que se refleja en el cómic, y que personalmente considero el más interesante, es la relación entre Pierre y Marie Curie. Lejos de lo que muchos pensaran hasta ahora de dicho matrimonio, la mente brillante siempre fue la de Marie Curie. Tanto es así que Pierre no dudó en ponerse “al servicio” de su mujer, abandonar sus investigaciones personales, y colaborar con su mujer en todo lo relativo a las investigaciones sobre el uranio, la radioactividad, y el descubrimiento del Polonio y el Radio.

Las investigaciones de Marie Curie siempre eclipsaron a la de su marido. Gracias a ello ganó hasta en dos ocasiones el nobel (1903 y 1911). Y sin embargo, tuvo que esperar a la muerte de su marido para lograr cierto reconocimiento de la comunidad internacional. No podemos olvidar que la Sorbonna le ofreció a Marie Curie el puesto de su marido, una vez que este había fallecido. Por entonces Marie tenía 39 años, y su cuerpo ya empezaba a notar seriamente los efectos de haberse expuestos durante años a la radioactividad.

En definitiva, un cómic altamente recomendable. Una mirada hacia la incomprensión de una sociedad que ignoraba los logros de las mujeres, y anteponía el rol del hombre a toda costa. Y en medio de esa vorágine, una mujer científica lucha con determinación, aunque también con resignación, para que se le reconozca su valía. Una lectura imprescindible ahora que se viene reclamando con fuerza el papel de la mujer científica.

 

  • Marie Curie
  • Alicer Milani
  • Nordica Libros
  • 2019
  • 22,50€
Etiquetas

Deja un comentario