Mallorca, 1229 – Jaime I el conquistador

Una de las etapas más oscuras de la historia de España es la Edad Media. En ella se gestó la formación, consolidación y expansión de los primeros reinos cristianos; y tuvo lugar el proceso que conocemos por el nombre de reconquista, y que supuso la progresiva expansión cristiana a costa de Al-Andalus. El cómic Mallorca, 1229 de Oriol García Quera reúne ambos procesos de una manera muy ilustrativa. Se trata de un autor especializado en temas de Cataluña, que ya hemos reseñado con anterioridad en TBO en clase. Y del que esperamos que sus otras obras sigan traduciéndose al castellano.

mallorca

La reconquista cristiana

El término reconquista se ha utilizado habitualmente para referirse a todo el proceso de enfrentamiento entre la Cristiandad y el Islam en tierras peninsulares desde el principio del siglo VIII y hasta fines del XV. Sin embargo, lo cierto es que con un mínimo de rigor solo tiene algún sentido para el período posterior al siglo XI. Fue entonces cuando tomó cuerpo entre los ideólogos de las Cortes de Castilla y de León tanto la idea de reconquista, entendida como la recuperación de territorios sobre los que se creía tener derecho; como la de cruzada.

Es posible que la idea de la cruzada tuviera precisamente una de sus raíces en tierras hispanas; como consecuencia de la lucha de los cristianos contra los musulmanes. La lucha contra el Islam peninsular se verá impregnada de un espíritu de cruzada. El combate contra los infieles encontrará una justificación ideológica al presentarse como una defensa de la fe cristiana. Quizá, el ejemplo más característico de campaña militar organizada por los castellanos sea el de las Navas de Tolosa; que ya hemos reseñado con anterioridad.

La conquista de Mallorca

El proceso reconquistador del siglo XII, resultó consecuencia directa de la victoria cristiana de las Navas y, sobre todo, del debilitamiento almohade. La aparición de nuevas taifas en la Península facilitó la expansión de los reinos cristianos.

El avance más rápido corresponde a catalanes y aragoneses que a fines de 1229, entraron en Palma de Mallorca completando durante el año siguiente el dominio de la isla, tan deseada por los comerciantes de Barcelona. Dos años después, comienza la conquista del reino de Valencia. Ambas conquistas fueron llevadas a cabo por Jaime I el conquistador.

mallorca

Mallorca, crisol de culturas

Mallorca es un enclave privilegiado desde el punto de vista de la geoestrategia política. Tanto interés provocó que formara parte del imperio vándalo, y posteriormente del imperio bizantino; antes de pasar a formar parte del imperio musulmán de Al-Andalus. Posteriormente formó parte de la taifa de Denia; se constituyó como un territorio independiente;  fue ocupada por los almorávides; y finalmente fue asumida por los almohades en el año 1208.

Sin embargo, la derrota en las Navas de Tolosa del año 1212 provocó una situación de desconcierto generalizado en la isla que iba a ser aprovechado por los españoles. En el año 1228, nobleza, iglesia y burguesía catalana se mostraron favorables a acudir a la guerra contra los almohades. El objetivo era claro: Mallorca se había convertido en una presa fácil para ampliar sus dominios y riquezas. Y desde Roma, el papa otorgó a la expedición el calificativo de cruzada. Todo estaba preparado de la mano de Jaime I el Conquistador, de apenas veinte años de edad.

Jaime I el conquistador

maquinas de asedioEl cómic Mallorca, 1229 comienza como no podía ser de otra manera con las tropas cristianas desembarcando en la isla de Mallorca. Pero, ¿qué llevó a Jaime I el conquistador hasta Mallorca? La respuesta, aunque no queda clara en el cómic, es muy sencilla. El proyecto del reino de Aragón tenía un enfoque meramente comercial. Las ciudades costero catalanas mantenían una situación privilegiada gracias al comercio, y los constantes ataques de piratería que llegaban desde las islas Baleares y que asaltaban sus mercancías, estaba provocándoles enormes pérdidas. Por ello piden al rey Jaime I que dirija una expedición contra las islas Baleares. Y este rápidamente comprendió la importancia estratégica del enclave y decidió integrarlo a las tierras de su reino.

Un apartado muy interesante que nos ofrece el cómic es percibir los vientos de cambio que dieron paso a la Edad Moderna. Así, frente a los caballeros que participaban en las expediciones y recibían rentas por las conquistas; vemos la aparición de ejércitos profesionales, que entienden la guerra de modo distinto. En este sentido, el cómic gira en torno a la idea del oficio del caballero. Las arengas, el honor, la gloria del campo de batalla. Y también se percibe como eran las batallas en el periodo de la Baja Edad Media, con el uso de máquinas de asedio para derribar muros y murallas; u otras técnicas menos decorosas como puede ser el corte de los suministros de agua.

Mallorca después de la conquista

Después de las conquistas de Jaime I, la Corona de Aragón quedó dividida en cuatro territorios: Aragón, Cataluña, Mallorca y Valencia. Cada uno de ellos contaba con sus propias leyes y tradiciones. Del mismo modo, los nobles aragoneses tenían sus propios privilegios, y mantenían mucha independencia del poder del rey.

Las ciudades de la corona de Aragón prosperaron gracias al comercio por el Mediterráneo. Y de hecho, muchos de sus edificios e instituciones más importantes estaban dedicados al comercio. Fue el caso de la Lonja de Mallorca, del siglo XV; o de la escuela de cartografía, también en Mallorca, en donde se elaboraron mapas de las costas mediterráneas con mucho detalle.

¿Dónde comprar el cómic Mallorca, 1229?

Podemos comprar la obra Mallorca, 1229 en la web oficial de Cascaborra. Y por supuesto, en cualquiera de vuestras tiendas habituales que tengan como servicio la venta de cómic online. Se trata de un cómic muy interesante para trabajar en clase un periodo tan convulso y tan oscuro como es la reconquista española.

Ademas, Oriol García es un autor a tener en cuenta. Desde finales de los años noventa viene ocupándose de ilustrar la historia catalana en cómic. Por desgracia no todas sus obras están disponibles en castellano. Por lo que desde aquí damos las gracias a la Editorial Cascaborra por apostar por este tipo de proyectos. Y si hace unos meses pudimos disfrutar de la magnífica Barcelona, 1714, que se ocupó de la guerra de sucesión; ahora lo hacemos con Mallorca, 1229. Y como suele ocurrir en buena parte de los cómics que edita esta editorial, trae consigo un dossier con información histórica muy interesante.

Deja un comentario