Operación Barbarroja de Motofumi Kobayashi

En junio de 1941 Hitler puso en marcha el plan para invadir la Unión Soviética, en el contexto de la segunda guerra mundial. Fue la conocida como Operación Barbarroja, que inició el Frente Oriental; el frente más sanguinario de todo el conflicto. Y este cómic de Motofumi Kobayashi retrata fielmente los movimientos de la Operación Barbarroja. Es tan fidedigno el retrato, que a veces nos olvidamos que estamos ante un cómic. Por ello, su reseña no podía faltar en nuestra web.

Motofumi Kobayashi

La Segunda Guerra Mundial

En enero de 1933 el Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (el Partido Nazi) obtuvo la victoria en las elecciones federales de la República de Weimar. Con ello, Adolf Hitler conseguía el gobierno en solitario. No obstante, no debemos olvidar que hoy día que los historiadores cuestionan los métodos empleados por el Partido Nazi para financiar la campaña con recursos del Estado y recurrir a instigar miedo a sus rivales y entorpecer sus campañas. El incendio del Reichstag es un claro ejemplo de ello, del que se culpó a los comunistas.

A partir de este momento se inició un camino que inevitablemente llevó a la guerra. En 1935 Alemania abandonó el Tratado de Versalles. Posteriormente empezó el rearme militar. Luego se nombró Fuhrer y adquirió poderes territoriales. Se anexionó el Sarre y Renania. Incorporó Austria en 1938. Y en 1939 hizo lo propio con Checoslovaquia. El siguiente paso fue Polonia. El 1 de septiembre de 1939 Alemania declaró la guerra a Polonia, y dos días después Inglaterra y Francia se la declararon a Alemania.

De la noche a la mañana Polonia desapareció del mapa, tratando una nueva línea frontera con Rusia de norte a sur por Brest-Litovsk. Y todo ello ante la pasividad europea.

Luego vinieron Dinamarca y Noruega con el uso de paracaidistas por primera vez en una operación militar a gran escala. Y en mayo de 1940 Bélgica, Holanda y parte de Francia. La famosa línea Maginot resultó un completo fracaso.

El siguiente paso inevitablemente fue el extremo oriental, hacia Rusia. Los primeros movimientos empezaron en marzo de 1941. Fue la Operación Barbarroja; en honor al famoso Federico I Barbarroja, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico; y un claro referente de los nacionalismos alemanes del siglo XIX.

Motofumi Kobayashi

La Operación Barbarroja

Basta mirar wikipedia y echar un vistazo a las bajas en uno y otro bando, para dilucidar que el bando vencedor de la Operación Barbarroja fue el alemán. Algo más de 800.000 bajas entre muertos, desaparecidos y heridos por parte del bando alemán; frente a los más de 4.400.000 rusos. Sin embargo el resultado final es muy cuestionable si tenemos en cuenta el resultado a largo plazo. Y es que Hitler fue incapaz de mantener la iniciativa bélica cuando llegó el invierno ruso, tal como un siglo atrás le pasara a Napoleón cuando quiso conquistar el territorio ruso. Precisamente el cómic termina con las tropas alemanas a tan solo 100 kilómetros de la ciudad de Moscú.

Operación Barbarroja

El fin del pacto Molotov-Ribbentrop

En el momento en el que las tropas del III Reich atravesaron la frontera soviética, el pacto que había mantenido una cordialidad aparente entre la URSS y Alemania se rompió.

En junio de 1941, al calor de la Operación Barbarroja, las tropas nazis desplegaron su fuerza en suelo ruso, con victorias aplastantes tanto en el flanco norte, cono en el centro y el sur.  A través del cómic puede seguirse perfectamente la secuencia de los enfrentamientos. En esta primera etapa destaca sobremanera la narración de la ocupación del fuerte Brest-Litovsk. O los problemas que se van encontrando desde un primer momento el ejército nazi: la falta de caminos y carreteras que dificultan las comunicaciones; la escasez de combustible; o la lentitud en crear una línea de ferrocarril por parte de las fuerzas alemanas en el territorio conquistado.

Operación Barbarroja

Vemos también las estrategias de comunicación, con aviones que lanzaban mensajes en tubos. Las distintas profesiones que había dentro del ejército como los zapadores que construían puentes o los derribaban según la necesidad del frente. O los perros que los entrenaban dándoles de comer debajo de los tanques, y en el campo de batalla lo cargaban con dinamita para que al ver los tanques y meterse bajo ellos, explosionaran.

La Operación Barbarroja y el avance hacia Moscú

Operación BarbarrojaBuena parte de la acción de la Operación Barbarroja transcurre en lo que podríamos denominar el avance hacia Moscú. Así por ejemplo, vemos la misión del teniente Knaack de tomar el puente del río Dvina, para impedir los bombardeos rusos hasta que la 8ª división Panzer alcanzase Daugavpils. Vemos también el avance por diversos frentes hacia Leningrado (San Petersburgo). Las acciones sobre el saliente de Yelnia. El cambio de planes al dar prioridad a los movimientos de tropas en el sur para ocupar Ucrania; con un resultado devastador para Rusia. O la toma de Borodino que dejó a los nazis a las puertas de Moscú.

Todo ello aderezado con magníficos mapas. Destacando especialmente los que se encuentran al final del cómic, en donde se muestra el avance alemán en la Operación Barbarroja en junio de 1941 y en septiembre del mismo año. No son sin embargo las únicas ilustraciones que trae el cómic. Podemos ver también el organigrama de la 7ª división Panzer; la estructura y organización del ejército alemán; la organización de la wehrmacht; o la cadena de mando en el frente oriental. Una delicia para los aficionados a la segunda guerra mundial.

El cómic se completa con breves, aunque detalladas biografías de algunos de los más destacados generales que intervinieron en la Operación Barbarroja. Como Werner “Vati” Mölders; o el General en Jefe Heinz Guderian.

Motofumi Kobayashi

Motofumi Kobayashi (1851) empezó desde muy joven en el mundo del manga. Y también desde muy pronto descubrió su pasión por el tema militar. Pudiéndose contabilizar más de cien obras; la mayoría de género bélico. Y entre sus logros, destaca por haber sido el primer artista japonés en trabajar para Márvel, en el año 1987.

En España no tenemos la suerte de tener ni una décima parte de su obra publicada. Pero sí podemos disfrutar de sus más aclamadas obras, editadas en su momento por Glenat. Entre ellas resulta inevitable destacar Cat Shit One y Omega 7.

  • Operación Barbarroja
  • Motofumi Kobayashi
  • Glenat
  • 2001 (2010)
  • 10,00€

Deja un comentario