Venezia – Triple juego – Lewis Trondheim

Venezia
El cómic recrea perfectamente la estética de las casas venecianas del Renacimiento

Venezia es un cómic francés que recrea la república veneciana de la primera mitad del siglo XVI. Una república enriquecida gracias al comercio. Un lugar de encuentro entre dos culturas. La república de Venecia supo mantener durante todo el siglo un papel preeminente en la política y el comercio europeo. Una pieza insustituible en el complicado puzzle de la Europa del quinientos. Y el cómic de Venezia consigue reflejar perfectamente esta atmósfera de grandeza.

Venezia es un cómic que aunque a simple vista puede parecer destinada a un público juvenil, en realidad es una obra muy trabajada. Con un dibujo sencillo, pero muy cuidado. Y aunque el estilo de los personajes es caricaturesco, las escenas, los paisajes, y sobre todo, los edificios, están dotados de un encanto cautivador. Y la historia que subyace bajo la trama del cómic, es igualmente fascinante.

La república de Venecia

La trama de Venezia tiene lugar en la primera mitad del siglo XVI. Los monarcas de España y Francia, Carlos I y Francisco I respectivamente mandan a sendos espías a Venecia. El objetivo es sencillo: se está ultimando un acuerdo comercial entre el imperio de los mamelucos y la república de Venecia, y ambos países tienen interés en que dicho acuerdo no fructifique. Recordemos que el imperio turco conquistó Constantinopla en 1453, y desde entonces venía bloqueando el comercio entre oriente y occidente. La ruta de la seda no pasaba por sus mejores momentos. Y fruto de ello los portugueses iniciaron en el siglo XV la búsqueda de una ruta alternativa que le llevara al país de las especias. Un periodo de dominación portuguesa que se inició con la conquista de Ceuta, que venía a ser la llave de África.

Venezia
El bloqueo comercial que supuso la conquista de Constantinopla en el siglo XV sirvió para que los portugueses iniciaran su expansión marítima

Pocas repúblicas italianas pueden presumir de mantener una independencia similar a la que gozó Venecia. La orgullosa nobleza italiana mantuvo el Estado veneciano fuerte y estable frente a las injerencias de España y Francia. E incluso llegó a participar en la famosa batalla de Lepanto junto a España y el papado. Estamos pues ante una república de primer orden en la Europa Moderna.

Venezia, una trama de enredos

VeneziaPero volviendo al cómic, los espías que llegan a Venecia lo hacen por supuesto con nombres y personalidades falsas. Se tratan del “famoso” pintor Pintorello, con su alter ego “El Águila”; y la cantante Cantabella, con su alter ego “El Escorpión negro”. La trama de la historia transcurre sin que ambos lleguen a conocer sus verdaderas identidades; jugando en todo momento con situaciones de enredo y confusiones. Una relación complicada la de ambos protagonistas, que nos deja gran cantidad de improperios, insultos y menosprecios.

En el cómic también se percibe la banalidad de los nobles venecianos, el doble rasero de sus autoridades, la falsedad de la clase política, dispuestos a venderse al mejor postor; y la personalidad caprichosa de las autoridades mamelucas. Y no faltan algún discurso inteligente del que podemos sacar bastante provecho.

El arte no tiene valor más que para los orgullosos que quieren apropiarse de él. El arte no es nada más que un comercio.

Venecia
Los mamelucos se sirvieron de su posición geográfica estratégica para sacar ventaja en las negociaciones con las potencias europeas

Insistimos, una lectura amena y divertida, con un dibujo muy cuidado y detallista, y que sirve perfectamente para ilustrar nuestras clases de 2º de la ESO sobre la Europa moderna.

 

  • Venezia. Triple juego
  • Lewis Trondheim y Fabrice Parme
  • Astiberri
  • 2003
  • 12,00€

Deja un comentario