Ex Machina – Brian K. Vaughan

Ex Machina es la historia de Mitchell Hundred, político independiente e inexperto; que acaba convirtiéndose en héroe de la ciudad de Nueva York cuando logra evitar parte del desastre del 11 de septiembre de 2001. El atentado a las torres gemelas. Mitchell Hundred tiene una habilidad, puede controlar las máquinas a su antojo. Cafeteras, metros, aviones o pistolas. Nada se le resiste. Y su labor de enmascarado con el alter ego “La Gran Máquina”, le ocasionará no pocos problemas. ¿Qué lleva a un superhéroe a convertirse en alcalde de una de las ciudades más importantes del siglo XXI? He ahí la clave de Ex Machina.

Brian K. Vaughan

Brian K. Vaughan
Brian K. Vaughan se retrata a sí mismo en el tomo número 9 como guionista de un supuesto cómic que van a hacer del alcalde

El autor de esta novela gráfica es Brian K. Vaughan, conocido por obras como Y, el último hombre. Un guionista que ha trabajado para los dos grandes sellos norteamericanos: Marvel (Capitán América, X-men, Lobezno); y DC (Batman, Green Lantern, JLA). Y que incluso ha llegado a guionizar varios capítulos para la serie de culto Perdidos. El dibujo es de Tony Harris, que ha trabajado igualmente para DC y Marvel.

Ex Machina pertenece al sello Wildstorm, una subdivisión de DC; y ha sido editada en España por Norma en diez tomos. Una serie que le supuso a sus autores ganar dos premios Eisner en el año 2005. Pero veamos su argumento.

Ex Machina

La novela gráfica está narrada a modo de flashbacks. Se narran tres momentos diferentes: su infancia, su época como superhéroe, y su labor como alcalde. Este último, su mandato como alcalde de la ciudad de Nueva York es el que sirve de hilo argumental de la historia; y desde donde se narran los flashbacks.

Ex Machina

Personajes principales

Mitchell Hundred

El protagonista de la historia. Antes de convertirse en superhéroe, y mucho antes de llegar a alcalde, Mitchell Hundred fue ingeniero civil. Y fue precisamente una noche de 1999 cuando un accidente con un artefacto desconocido que se encontraron patrullando en las aguas del puerto, le dio sus poderes. Algo que nos cuentan ya desde el primer número de la colección. Aunque no se desvela nada del origen del mismo; algo que se ira desvelando poco a poco a lo largo de la historia. ¿Cuál es su superpoder? Comunicarse con cualquier tipo de máquinas, y hacer que estas le obedezcan. Pistolas, móviles, aviones… aunque objetos más básicos como un arco de flecha o cuchillos no entran en esa categoría.

Rick Bradbury

Capitán de la Marina de los EEUU retirado, y amigo de Mitchell. Estuvo presente en el accidente que le dio a Mitchell sus poderes; le ayudó a ejercer su función de superhéroe; y durante su época de alcalde trabajó como jefe de seguridad. Es por lo tanto una constante en la vida del protagonista.

Kremlin

Mecánico muy experimentado y amigo de la familia de Mitchell, desde que este era pequeño. Tiene muy buena relación con su madre. En torno a este personaje giran muchas tramas que se irán desgranando a lo largo de los números. Él es uno de los máximos valedores de que Mitchell siga ejerciendo su función como superhéroe. Y por lo tanto, se muestra contrariado con su nueva faceta de alcalde.

Personajes secundarios

Dave Wylie. Teniente alcalde y amigo de Mitchell.

Journal. Uno de los personajes femeninos con mayor dosis de protagonismo en la serie. Antigua trabajadora del ayuntamiento promovida a “Asesora Especial en Asuntos de la Juventud”.

Comisionado Angotti. Comisionada de la policía de la ciudad de Nueva York. Un personaje muy habitual de Ex Machina.

Jack Pherson. Némesis de La Gran Máquina. Un técnico de sonido que pretende encontrar el secreto del superhéroe de la ciudad, para ganar dinero con él. Sin embargo, unos problemas le llevan a ganar la habilidad de hablar con los animales. Y desde entonces se convierte en enemigo de Mitchell Hundred.

Brian K. Vaughan

Argumento de Ex Machina

Intentaremos a continuación abordar las tramas de los distintos tomos de Ex Machina, procurando desvelar lo mínimo. Sin embargo, es imposible evitar los spoilers, por lo que si alguien no quiere que se le desvelen algunas de las tramas de la serie, es mejor que no siga leyendo.

Tomo 1. Estado de emergencia

Ex MachinaEn este tomo se introducen las principales tramas de la serie.

Se narran los orígenes de los superpoderes de Mitchell en el año 1999. Y se desvela como gracias a sus poderes pudo impedir que una de las dos torres gemelas fuera destruida. Una de las tramas que nos acompañará durante los diez números que dura la serie.

En este tomo comienza a verse también el rechazo de Kremlin a que Mitchell haya abandonado su función como La Gran Máquina. Otro de los grandes asuntos que irá poco a poco desgranándose.

Como tramas secundarias, aborda el carácter político que puede adquirir el arte. La cultura no es neutra, y en este caso, un cuadro de Abraham Lincoln expuesto en el museo de Nueva York con la palabra “negrata”, no iba a pasar inadvertido.

Tomo 2. La marca

Ex MachinaEl segundo tomo aborda asuntos tan relevantes como el matrimonio entre personas del mismo sexo. De este modo rompe con una de las tradiciones más obsoletas de la ciudad de Nueva York, sin que eso no le suponga problemas ni impedimentos.

Por otra parte, Mitchell y su viejo amigo Jackson averiguan más sobre la fuente que le dio los poderes. Y nada de lo que descubren parece ser bueno.

En este tomo también abordará otros asuntos de índole más común para un alcalde como son huelgas de los transportes, o manifestaciones por becas escolares.

Y ahondará en la doble moral del personaje de Mitchell Hundred. Otra de las grandes tramas de esta colección.

No me extraña que te entiendas tan bien con las máquinas Hundred. Ni tú ni ellas tenéis corazón.

Tomo 3. Realidad contra ficción

Ex MachinaEn este tomo aparece la madre de Mitchell, que le hará una revelación sobre la muerte de su padre. No murió en un accidente, sino que le mató ella, defendiéndose de sus ataques y abusos. Se aborda así el tema del maltrato en el ámbito familiar.

Seguimos conociendo más detalles sobre el pasado de Mitchell y su relación con Kremlin; vemos los entresijos de un jurado popular; y la aparición de supuesto enmascarado que quiere cubrir el espacio dejado por La Gran Máquina.

También toca el tema del feminismo al lanzar una medida que restringe dar el pecho en los espacios públicos.

Muy llamativas las últimas páginas de este número cuando en una conversación entre Mitchell y su madre, nuestro protagonista descubre que las máquinas también mienten.

Tomo 4. En pie de guerra

Ex MachinaEn el cuarto número de Ex Machina asistimos a dos hechos fundamentales en la serie: la muerte de Journal, y la aparición de Jack Pherson.

Jack Pherson es la némesis de La Gran Máquina, y su presencia será constante hasta el final de la serie. Un enemigo que comparte algunas de las inquietudes morales del protagonista.

También fallece Journal, como consecuencia de un gas que fue utilizado en un atentado que tuvo lugar en una manifestación del pueblo de Nueva York que se oponía a la guerra de Irak. Igualmente conocemos más sobre el suceso del 11 de septiembre de 2001.

También resulta muy interesante todo lo que aborda sobre el papel de los medios de comunicación.

Tomo 5. Malos humos

Ex MachinaVuelve a abordar asuntos controvertidos y populistas, como la legalización de la marihuana; y qué hacer sobre el solar que en otro tiempo lucieran las dos torres gemelas.

Al mismo tiempo, debe enfrentarse a locos asesinos. En este caso, un supuesto bombero que asesina sin piedad a sus víctimas, llamando a la puerta de sus casas con la excusa de un incendio en el edificio. Un asesino sádico y despiadado, al que sin embargo el destino le tendrá asegurada una muerte digna de su calaña.

Un número con numerosas persecuciones, asesinatos, sangre y acción. Aunque no por ello exento de tramas políticas y dilemas morales

Por otro lado, sigue la trama que enfrenta a Mitchell y Jack Pherson, con Bradbury y Kremlin de por medio. Y sabemos más de los planes de Kremlin hacia Mitchell.

Tomo 6. Apagón

Ex MachinaMitchell se ve obligado a enfrentarse a un extraño viajero dimensional, ruso, con traje de buzo. Y lo hace sin sus poderes, debido a un apagón en la ciudad. El responsable se hace llamar Zeller, y se ha tomado la molestia de secuestrar a la madre de Mitchell para tener toda su atención. Esta trama se alarga a lo largo de todo el número, y llega a poner a nuestro protagonista en serios apuros.

Obviamente, el apagón tecnológico y de electricidad sirve también para abordar la trama de los saqueos en negocios y comercios. Un problema muy habitual en los grandes apagones de las ciudades.

Y se nos desvela también cómo terminó la hazaña de La Gran Máquina el 11 de septiembre. ¿Qué pasó para que una de las torres no fuera derribada? ¿Cómo consiguió frenar al segundo avión? En este tomo se nos desvela por fin el final de una de las tramas que se abrieron en el primer capítulo.

Tomo 7. Ex cátedra

Ex MachinaEn este séptimo tomo de Ex Machina nuestro alcalde Mitchell tendrá una entrevista con el Papa, y será objeto de un complot para acabar con su vida. Un agente secreto ruso tiene aparato que le permite controlar los actos de Mitchell, y le instiga a atacar al papa.

Un tomo en el que Mitchell tendrá que enfrentarse a sí mismo, sus instintos y sus debilidades. Y en donde tendrá una revelación mística en el que le desvelaba que sería el próximo presidente de los EEUU. ¿Será este el final de la serie?

Un número en el que Vaughan acerca la serie a la religión, de forma un tanto blasfema. Y para ello se vale de una trama de espionaje e intentos de asesinato. Aunque lo cierto es que es uno de los tomos más flojos de la colección.

No es fácil para los guionistas americanos de una serie de éxito acercarse al Papa sin “morir en el intento”.

Tomo 8. Juego sucio

Brian K. VaughanSe celebra la convención del Partido Republicano, y Mitchell se muestra preocupado por un asesino enmascarado.

Mucho más interesante la trama de “Problema”. Una chica que fue salvada por la Gran Máquina en mayo de 2001, y que ahora se obsesiona con él, hasta el punto de asumir un rol de superhéroe, pero sin poderes aparentes. Unos hechos que obligarán a Mitchell a ponerse de nuevo el uniforme de superhéroe.

Mientras tanto, Kremlin sigue confabulando para hacer caer al alcalde de Nueva York.

Por último, muy interesante el tomo especial que se incluye en este número, Masquerade (baile de máscaras); en el que tiene lugar la activación de una sección del Ku Kux Klan, como consecuencia de los hechos del 11S. Así como una extraña trama con varios seres involucrados.

Tomo 9. Abajo con lo viejo

Brian K. VaughanMuy curioso este tomo de Ex Machina, en el que sus autores Brian K. Vaughan y Tony Harris hacen acto de presencia.

En este tomo el alcalde anuncia que no se presentará a la reelección, y sube los impuestos para mejorar la educación de los neoyorquinos. También vuelve a ponerse el traje de La Gran Máquina para superar un asunto que tiene que ver con ratas asesinas que salen de las cloacas de la ciudad.

El desenlace de este tomo sirve como introducción al último arco argumental de la serie. Kremlin desvela parte del secreto de Mitchell a una periodista, y la situación se complica cuando Bradbury golpea a la periodista y le transfiere poderes. Este secreto podría demostrar que Mitchell Hundred no ganó las elecciones de manera limpia, sino que usó sus poderes para controlar el voto de los ciudadanos.

Tomo 10. Fin del mandato

Brian K. VaughanÚltimo tomo de Ex Machina, en donde las tramas se van cerrando.

Mitchelle Hundred vuelve a enfundarse el traje de La Gran Máquina para acabar con una nueva amenaza sobre los ciudadanos de Nueva York. La relación entre Bradbury y Mitchell da un giro. Lo mismo ocurre con Kremlin.

La serie termina de manera muy digna. A la altura de todas las tramas que nos han ido contando a lo largo de diez tomos. La serie termina con Mitchell de vicepresidente de los EEUU, bajo la presidencia de John McCain.

Sin embargo, más allá del cierre de arcos y tramas, lo que realmente destacamos del último número, y de la colección en general, es cómo aborda el tema ético y de la doble moral. Una constante en la serie, y que llegados al último número Vaughan sabe estar a la altura de las expectativas.

Valoración final

Ex Machina es una obra soberbia; que bien podríamos haber incluido en nuestro listado de cómics para regalar. No vamos a analizar ahora las fuentes de las que bebe, que son tantas como páginas web se han dedicado a analizarlas. Obviamente el autor se ha servido de muchas series y películas americanas para inspirarse en las tramas. Es el caso, por ejemplo, de The Wire o El Ala Oeste de la Casa Blanca.

Muy interesantes también, los extras que incluye en buena parte de los números. En ellos podemos ver bocetos, ilustraciones originales, aclaraciones del autor, y anécdotas. Claro ejemplo de ello son las fotografías en las que se inspiran sus autores para dibujar a cada uno de los personajes. Personas de carne y hueso que inspiran personajes de ficción.

Una novela gráfica en la que se abordan los temas raciales, el papel de los medios de comunicación, la corrupción política, abusos sexuales, la inmigración, el uso controvertido del arte, las conspiraciones internacionales, el terrorismo, el comunismo o los movimientos estudiantiles, no puede ser una obra que pasemos por alto en esta web. Y a todo eso le sumamos un personaje tan trastornado como el acalde Mitchell; rozando constantemente la línea que traspasa lo políticamente correcto y lo moralmente aceptable. En definitiva, una serie orientada a un pueblo adulto, con numerosas tramas políticas, morales y científicas.

 

  • Ex Machina
  • Brian K. Vaughan (guión); Tony Harris (dibujo)
  • Norma Editorial
  • 2004-2006
  • 12,50€ – 14,95€, dependiendo del tomo

Deja un comentario