Historia del Arte en cómic – El mundo clásico

arte griego
Atenea pensativa

El arte clásico es el mayor triunfo estético del mundo antiguo. Sus logros han trascendido a lo largo de los siglos y nos han llegado hasta nuestros días. En él encontramos las bases del pensamiento moderno y los cimientos de la cultura europea. Esto resulta una obviedad para cualquier docente de historia, pero transmitir la importancia del mundo clásico al alumnado de secundaria no siempre es tan fácil. ¡Cuantas veces hemos tenido que escuchar eso de “maestro, solo son piedras”! Por eso un cómic que aborda la historia del arte en cómic es como mínimo una compra obligada para los docentes de historia. Y en este caso, una compra que en TBO en clase valoramos como acertadísima.

Estamos hablando de una de las sensaciones de este 2019, La Historia del arte en cómic. El mundo clásico. Una obra de Pedro Cifuentes. Profesor de secundaria en la Comunidad Valenciana, y apasionado de los cómics. Un profesor que hace de los cómics un recurso indispensable de sus clases; y cuya labor le ha supuesto no pocos halagos.

Podríamos llevarnos horas analizando la importancia del uso de cómics en el aula. De su carácter didáctico y divulgativo. De su potencial para atraer la atención del alumnado. O de la variada temática y estilos de los que disponemos en el infinito universo comiquero. Un recurso que se adapta a cualquier edad, desde primaria a la universidad. Pero creemos que es realmente innecesario, puesto que esa idea es el pilar fundamental sobre el que se sostiene el proyecto de esta web. Por ello preferimos enfocar nuestro artículo en reseñar la obra. Que lo merece de sobra.

El mundo clásico

Estamos ante el primer volumen de lo que pretende ser una recopilación excepcional del mundo artístico, desde el arte del mundo clásico al arte contemporáneo, pasando por la Edad Media o el Renacimiento. Un proyecto que inicialmente fue financiado con una campaña de crowfunding a través de Verkami, pero que ahora ha cobrado vida propia.

La obra en sí no tiene un hilo argumental claro. Es una sucesión de escenas y situaciones entre los distintos personajes: cinco alumnos (el genio informático, el chulito, la soñadora, la empollona y la deportista); el profesor friki con su sable láser de Star Wars; y su perro Lómper. Los siete viajarán al mundo clásico y nos ofrecerán con altas dosis de humor una panorámica histórica y artística de Grecia y Roma.

En sus primeras páginas se cuestiona el sentido del arte, y hace un breve análisis del concepto ante la incredulidad del alumnado allí presente. Podrá parecer una situación exagerada, pero que no es más que el pan nuestro de cada día para aquellos que pisamos las aulas. En esta primera parte vemos también una bellísima versión del mapamundi de Ptolomeo. Un mapa que representa dos grandes mares cerrados, el Mar Mediterráneo y el Mar Índico; que nos muestran cómo interpretaron en el mundo clásico el mundo conocido.

El arte griego

La obra prosigue con un recorrido por el arte griego: kuros del siglo VI a.C. al V a.C., Doríforo o Laoconte son algunos de los ejemplos que se ilustran entre sus primeras páginas. Se analiza el dominio de la anatomía, el canon clásico y el pathos (búsqueda de lo irracional, lo animal). Un arte cuyo legado se ha dejado sentir a lo largo de los siglos, llegando a su máxima expresión durante el Renacimiento italiano. Y que ha influido a autores de todas las épocas, como Velázquez y sus cuadros famosos “Los borrachos” o “La fragua de Vulcano”.

También hay un espacio en la obra para secundarios de lujo que hacen su aparición a lo largo de las páginas. Son los casos de Leonardo Da Vinci, que da unas breves lecciones de historia a nuestros protagonistas; la poetisa Safo, la científica Hipatia, o Heródoto, con sus inigualables Iliada y Odisea.

mundo clásico
Leonardo y el hombre de Vitrubio

Y por supuesto, se ocupará de tres aspectos fundamentales del arte griego: los órdenes dórico, jónico y corintio; las etapas del arte griego: arcaico, clásico y helenístico; y los tipos de plantas de los templos griegos según el número y la posición de sus columnas.

No terminará esta primera parte del arte griego sin ocuparse de otros aspectos como la ciudad y la historia de Pompeya; las guerras médicas, el Hélade, el colonialismo, las polis, la democracia, y las siete maravillas del mundo antiguo. Además de referirse a otras ciudades griegas como Petra o Palmira, igualmente bellas. Y todas ellas exponentes del mundo clásico.

Hipatia
Hipatia impartiendo de lecciones sobre las maravillas del mundo antiguo

El arte romano

mundo clásico
El coloso de Rodas, una de las siete maravillas de la antigüedad

Otra parte de la obra la dedica al arte romano, analizando con minucioso detalle el urbanismo romano. Vemos descripciones del foro romano, el Coliseo, las diferencias entre teatro y anfiteatro, las termas, los templos, el circo o los monumentos conmemorativos, como la columna de Trajano.

Mención especial esta última, puesto que la columna de Trajano ha sido comparada en multitud de ocasiones como un gran cómic circular en el que se narra la victoria de Trajano sobre los dacios, con bajo relieve.

En esta parte del cómic volvemos a encontrarnos dibujos espectaculares como el del interior del Panteón de Agripa, la estatua ecuestre de Marco Aurelio o los bustos de los emperadores.

Se convierte así en una obra de referencia para explicar las características de la ciudad romana y sus numerosos edificios públicos y privados. Y a todo color y con unos dibujos muy detallados. ¿Qué más podemos pedir? Pues todavía hay más.

La Hispania romana como exponente del mundo clásico

acueducto de segovia
Detalle del acueducto de Segovia

La última parte de la obra la dedica a analizar el impacto de la romanización en Hispania. Es decir, el arte en la Hispania romana. Y es que no podemos obviar la importancia que tuvo Hispania en el mundo clásico. Y nos ofrece espectaculares panorámicas de diferentes monumentos: la ciudad romana de Tarraco (Tarragona); todo un enclave comercial en el Mediterráneo. El acueducto de Segovia, construido durante el periodo del emperador Trajano. El enclave portuario de Baelo Claudia, en Cádiz. El Anfiteatro de Itálica, en Sevilla. El puente de Alcántara, en la provincia de Cáceres, todavía en pleno funcionamiento. El majestuoso teatro de Emérita Augusta, en Mérida.

La obra termina introduciendo los contenidos de lo que será el volumen 2 de Historia del Arte en Cómic. Que estará centrado en el arte de la Edad Media; con el arte románico, gótico e islámico.

Valoración final de la obra

Estamos ante una obra que no se ve todos los días. Un cómic didáctico y divulgativo hecho por un profesor de secundaria, con el objeto de poder ser utilizado en las clases de cualquier docente de historia. Especialmente orientado a 1º de la ESO. Pero es también una magnífica oportunidad para redescubrir el arte del mundo clásico para cualquier amante de la historia. Con un dibujo detallista, y altas dosis de humor, Pedro Cifuentes nos va sumergiendo poco a poco en las ruinas de Pompeya; nos traslada a los rincones más recónditos del mundo clásico; nos da un paseo por los monumentos de la Hispania romana; y nos deleita con la belleza del mundo clásico. Al mismo tiempo que utiliza guías excepcionales como Safo o Heródodo.

En definitiva, Pedro Cifuentes trata de dar respuesta a una pregunta que todo docente se ha realizado alguna vez en su formación. ¿Cuál es la mejor manera de enseñar la historia? Obviamente no existe un único método, pero Pedro ofrece al docente una ventana abierta a un universo con un sinfín de posibilidades. Estamos por lo tanto ante una obra con una indudable capacidad didáctica que debería estar en la biblioteca de cualquier profesor de historia.

mundo clásico

  • Historia del arte en cómic. El mundo clásico
  • Pedro Cifuentes
  • Desperta Ferro
  • 2019
  • 19,95€

Deja un comentario