La invención de la salchicha al curry – Currywurst

Una novela nostálgica de hombres y mujeres que trataron de sobreponerse ante las adversidades

Detrás de la novela gráfica La invención de la salchicha al curry se esconde una historia de la Hamburgo de posguerra. Recordemos que la Alemania de posguerra era un país dividido en dos. Y que Hamburgo quedó dentro de la RFA. Se trata de un cómic inspirado en una novela homónima, del afamado autor alemán Uwe Timm. Cómic y novela comparten el mismo argumento, y narran los hechos de forma muy parecida. Su autora, Isabel Kreitz, tiene un estilo de dibujo muy personal, y es autora de otras obras de temática similar como Pólvora mojada.

La historia comienza con un joven que regresa años después al barrio que le vio crecer, y observa como el capitalismo financiero ha borrado buena parte de la personalidad de la ciudad de Hamburgo; llevándose muchos de los viejos edificios y negocios que proliferaban en la ciudad. Pero en realidad nuestro joven protagonista estaba buscando un negocio muy particular, el puesto de salchichas de la señora Lena Brücker. Pero ya no estaba. Y preguntando por el barrio, le dicen que la señora Brücker vive ahora en una residencia de ancianos. Y sin pensárselo mucho, acude a visitarla. ¿Qué le lleva a ello? Quiere confirmar si como sospecha, la señora Brücker es la inventora de la famosa salchicha al curry alemana. Y cuando por fin la encuentra, ella se encuentra muy dispuesta a narrarle su propia vida, y cómo empezó a cocinar salchicha al curry en Hamburgo.

salchicha al curry

La historia de Lena Brücker

Una de las primeras escenas que nos cuenta es un ataque aéreo y gente que huye hacia el refugio más cercano. Y en esa situación aparece en escena el joven militar Kiel Bremer, un desertor al que la señora Brücker conoce y recoge en su casa, entablando con él una relación de amor; a pesar de que ella era diez años mayor que él. Recordemos que en estos años, desertar del ejército nazi se pagaba con la propia vida. Y que las SS se afanaron hasta el final de la guerra por buscar a los desertores. De ahí que el miedo de Bremer sea más que razonable; y poco a poco su vida se quede encerrada entre cuatro paredes; y sea la señora Bremer la única conexión con el mundo exterior.

Lena escondió a un soldado desertor, e inició con él una relación de amor.

La relación entre ambos funciona. Ella le ofrece un lugar seguro en el que quedarse mientras esté siendo perseguido. Y él le ofrece su propia compañía, y sus historias. Es precisamente en una de sus historias como le habla del curry. Esa especie de la India con un sabor diferente a todo lo que hubiera probado con anterioridad. Y entre sus conversaciones también hay tiempo para el humor, e incluso para contar chistes sobre la inminente caída del III Reich.

Pero llega un día en el que la guerra termina, y la señora Brücker se encuentra ante una encrucijada personal. O anunciarle el final de la guerra al joven Bremer, sabiendo que lo más probable es que se marchara; o hacer como si todo siguiese igual el tiempo que le fuera posible.

El origen de la salchicha al curry

El humor forma parte de la vida cotidiana, incluso cuando se vive con miedo a la muerte

Al final ocurre lo lógico. Él se entera, se marcha, y ella se hunde en la desolación. Sin embargo, La invención de la salchicha al curry es una historia que muestra como la población de un país trataba de vivir con normalidad en medio de la guerra. Una historia de fanatismos. De persecución. De fobias y de miedos. Pero es también una historia de superación. Lena Brücker hace de su pérdida una oportunidad, y emprende un negocio de salchichas. Y gracias al estraperlo y el mercado negro, acaba consiguiendo el curry que hará tan popular su puesto de currywurst. He aquí la historia del origen de la salchicha al curry. Aunque lo cierto es que no es la única leyenda que recorre Alemania sobre el origen de tan popular producto de su gastronomía.

Apéndice: Robahéroes y moneda americana

Barricadas de vigas y piedras preparadas para posibles ataques de los tanques británicos

Este apéndice final, escrito por Frank Giese nos narra el final de la guerra y el proceso de reconstrucción de la ciudad de Hamburgo a partir de 1945; y lo hace con imágenes extraídas de los archivos de la ciudad. En el texto se habla del Volksturm, último cuerpo de militares del régimen; en el que debían enrolarse obligatoriamente todos los hombres capaces de empuñar un arma; sobre todo las juventudes hitlerianas. Habla también de los Gauleiter, los jefes locales del partido nazi; y en concreto del gauleiter de Hamburgo, Karl Kaufmann, y de cómo trató de proteger la ciudad con zanjas y trincheras.

También hace un breve apunte sobre la idea de que a Hitler no le gustaba Hamburgo por su carácter abierto al mundo ¿mito o realidad? Y también cuenta como una vez terminada la guerra, lo cierto es que la vida en la ciudad cambió poco. Bajo sus ruinas, los ciudadanos y ciudadanas trataron de salir adelante con el estraperlo, el tráfico de cigarrillos o la venta ambulante. Y así fue como apareció en escena Lena Brücker y su famoso puesto de salchichas al curry, las currywurst. Un símbolo de la posguerra alemana.

 

  • La invención de la salchicha al curry
  • Isabel Kreitz
  • Basado en la novela de Uwe Timm
  • Glenat
  • 2008
  • 9,95€

Deja un comentario