El muro – El fin del comunismo europeo

Estamos ante una obra editada por Pierre Christin (colaborador habitual de Enki Bilal) y Andreas C. Knigge. Vio la luz en 1990 con la firme intención de homenajear el primer aniversario de la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989. Una obra coral en la que participaron autores de ambos lados del muro. Autores de la RFA, RDA, Yugoslavia, España, Gran Bretaña, Italia, Polonia, Francia, Hungría y los Estados Unidos.

muro

El muro de Berlín no solo impedía el paso de personas a un lado y otro del muro. Era también una barrera mental. Una barrera social. Su derrumbe supuso el inicio de una época de esperanza y apertura. Y en ese ambiente, por vez primera en un cómic se reunían artistas de los dos lados de la frontera. Un encuentro sin barreras en el pensamiento. Sin censuras. Dejando a un lado lo políticamente correcto. Pero la caída supuso todavía mucho más. Os mostramos aquí un breve recorrido por las distintas obras que se incluyen, haciendo hincapié en el autor de cada una de ellas, y el título de las viñetas (cuando lo tienen).

Colaboradores

Bill Sienkiewicz (USA) 

El compendio se inaugura con cuatro viñetas a página completa en donde se recogen cuatro instantáneas del muro: desde el fascismo a su destrucción a manos de un niño. Cuatro páginas que se entrelazan formando un muro en sí mismo. El gris deja paso al color. Una clara alusión a la esperanza que siguió tras su caída. Bill Sienkiewicz es muy popular por sus aportaciones a DC y Marvel. Y en más de una ocasión ha sido galardonado para varios premios.

muro

Matthias Schultheiss (RFA) “Gente como nosotros”

muroLa mirada snob desde la otra parte del muro. Esos que pensaban que una vez derribado el muro vendrían a quitarle el trabajo. Una mirada, no muy desconocida por estos lares, por otra parte. Nada nuevo bajo el sol. Una reflexión interesante de Matthias Schultheiss, autor conocido por sus adaptaciones de los cuentos cortos de Charles Bukowsky, que en España editó La Cúpula.

Max Cabanes (Francia) 

Ilustración única de un muro amarillo al que acaban de abrir un segmento del mismo. Y en lo alto del muro, una esfinge mira atenta, como símbolo de la destrucción.

Branislav “Bane” Kerac (Yugoslavia) 

Un relato de suicidio. Un viejo militar que había trabajado para el régimen como sicario, y que ahora no podía convivir con la caída del muro. Si autor, un completo desconocido en España, es un conocido dibujante serbio.

Jacques Tardi (Francia) 

Ilustración de un borracho orinando contra el muro. El chorro de orín forma en el suelo la hoz y el martillo comunista. Interesante ilustración de este conocido autor, especializado en la temática de la primera guerra mundial. Ya incluimos en nuestro listado de cómics para regalar una obra suya.

Miguelanxo Prado (España) 

Viñetas entremezcladas con extractos de sentencias, cartas y descripciones sobre el caso de la reclusa Anna Muller. Quizás de las menos interesantes.

Lothar Dräger (RDA) “Wandlitz”

La historia comienza con un accidente de coche, y el conductor acaba de manera fortuita en Wandlitz, lugar en donde tenían sus residencias de lujo los dirigentes de la RDA. Aunque la historia tiene luego un giro y todo resulta ser la alucinación provocada por un ataque de nerviosismo, tras la caída del muro.

François Thomas (Francia)

Ilustración de nadadoras de la RDA que cantan; y de un desfile de moda. En ambos casos se hace hincapié en el papel dirigente de la mujer. Mujeres que se presentan con aspecto robusto.

Marciej Parowski / Boguslaw Polch (Polonia)

Varias escenas de tres momentos históricos: En 1920 el avance del ejército rojo en Polonia y la creación de la Cheka deja millones de detenciones, deportaciones y asesinatos. En 1951 se levanta en Varsovia (Polonia) un monumento al líder comunista Feliks Dzerzhinski; famoso por ser el fundador de la cheka y por combatir a contrarrevolucionarios. El levantamiento de este monumento trajo inicialmente rechazo entre las clases populares, que lo consideraban un traidor y un asesino. Durante décadas el pueblo trató de destruir la estatua. Pero no fue hasta el 22 de noviembre de 1989 cuando se derribó finalmente. Y el 10 de diciembre le tocó el turno a la estatua de Lenin.

Jean-Claude Mézières (Francia)

muromuroImagen a un lado y a otro del muro. Alambradas vs parques de atracciones. Salchichas vs hamburguesas. Blanco y Negro vs Color.

Milo Manara (Italia)

Ya sabemos que Milo Manara dibuja excelentemente a las mujeres. Aunque sus rasgos pueden llegar a ser repetitivos. Da la impresión que la mujer de estas viñetas la hemos visto ya otras veces. En otros tantos cómics. El caso es que en esta ocasión, la mujer pasea al perro por el perímetro del muro, cuando se para a observar una de tantas pintadas. Pero esta tiene un colorido y una musicalidad especial, y acaba imaginándose que se fusiona con la imagen. Una narración con un lenguaje muy onírico.

Dimitri Savitski (URSS) / Jean-Luis Floch (Francia) “Moscú, ayer, mañana…”

Texto que denuncia la censura, con ilustración en donde se recogen diversos monumentos comunistas de la ciudad moscovita, todos ellos con aspecto futurista; como el monumento a los conquistadores del espacio.

Daniel Torres (España)

Dos extraterrestres vienen de turismo a la tierra y observan como el mundo se ha dividido en dos a causa de la Guerra Fría. Comunismo y capitalismo se enfrentan hasta que se rompe el muro y ambos mundos se fusionan. ¿El resultado? Imágenes descabelladas como un Robocop con una hoz y un martillo en lugar de puños. La estética de estas viñetas se corresponden perfectamente con el estilo de Daniel Torres, autor de la conocida Rocco Vargas. Y autor también de una de las obras más llamativas que me he leído en mucho tiempo: La casa. (Que bien merece una reseña, aunque no veo el momento, dado que me llevaría mucho tiempo).

Neil Gaiman / Dave McKean (Gran Bretaña)

Texto ilustrado que hace alusión a la existencia de cuatro muros. Uno de los mejores de todas las obras recopiladas. Con algunas reflexiones muy interesantes, como aquella que se pregunta cómo se sentiría alguien que hubiera dibujado durante largo tiempo  contra la opresión, y tras largos momentos de tensión, de un día para otro le destruyen su obra; para siempre.

“Los muros separan a la gente; y no solo los muros que construimos. Tal vez los muros a los que más debemos temer son los que no se ven, aquellos en los que, simplemente, creemos” Neil Gaiman

No vamos a descubrir ahora la calidad de estos dos autores. Los textos de Gaiman y sus guiones son únicos (Sandman); y el peculiar dibujo de McKean, está fuera de toda dudas (Arkham Asylum). Decir también que ambos han colaborado en varias obras  a lo largo de su prolífica carrera. Como en Cabello loco.

Zeljko Pahek (Yugoslavia) “La cicatriz negra”

muroBonita historia. De las mejores también que encierra este compendio. Un mundo en el que las ciudades se elevan por los cielos, y Europa, ciudad de pasado glorioso, luce triste ahora, con su muro que le parte en dos; la cicatriz negra. Pero un rayo de esperanza surge cuando el pueblo toma el control de su situación y avanza contra el muro.

Este autor es colorista de Hermann, destacando su labor en la magnífica Las torres de Bouis-Maury.

Víctor Mora (España) / Annie Goetzinger (Francia)

Y este es personalmente mi preferido. Solo es un texto y una ilustración. Pero es el único que explícitamente también critica al capitalismo.  Un texto exquisito de Víctor Mora en el que aseguran que todavía quedan muchos muros en pie, además del recién caído muro de Berlín. Y una ilustración de Goetzinger en donde un grupo de mujeres sentadas tejen banderas nacionales.

“Occidente tiene la conciencia demasiado limpia. Al fin y al cabo, no es inocente de lo que ha ocurrido en el Este, al cual ha acosado sin tregua desde 1917, cuando la URSS recogió la antorcha de los igualitarios de Cromwell y la Revolución francesa” Víctor Mora.

Destacar que estos dos autores  ya habían trabajado anteriormente en la serie Felina, de finales de los años setenta, de dibujo exquisito.

Dave Gibbons (Gran Bretaña)

muroOtra obra bastante crítica con el capitalismo. Las finanzas van mal en Alemania oriental tras la caída del muro. La crisis de años noventa es evidente. Hambre. Miseria. Pero un atisbo de esperanza se abre cuando a través del muro cruza un periodista y se convierte en superheroe “capitalista”, con el símbolo del dolar en el pecho. Nuestro personaje, que parodia a Supermán y Clark Kent, trae consigo ropa occidental, música americana, tabaco y Coca-Cola. Pero en realidad, nada nuevo bajo el sol. Su verdadero objetivo era hacerse con el poder.

Unas viñetas muy en la línea de otras obras de este autor. Solo basta recordar que este autor dibujó Watchmen, o Judge Dread.

Moebius (Francia)

Ilustración a página completa. Una imagen muy al estilo Moebius. Autor que no necesita presentación (Blueberry y El Incal). Y cuyas obras han servido de inspiración a decenas de artistas.

André Juillard (Francia)

Juillard nos presenta una secuencia de imágenes del muro de Berlín, mitad melancólico, mitad esperanzador. Aunque termina con una frase lapidaria: “en las cabezas, siempre los muros”. Al que ya hicimos mención también en la lista de cómics para regalar, cuando recomendamos Las siete vidas del gavilán.

Enki Bilal (Francia)

La obra termina con una ilustración de Enki Bilal. Una imagen de un matrimonio maduro, melancólico, triste; y de fondo se puede observar una foto de familia que es la que luego sirve de portada a la obra. El mismo matrimonio, más joven, con su hijo y su hija. Es una familia de camaradas comunistas, en la mesa una hoz y un martillo; una botella de vodka; la estrella roja; y unas balas. Al fondo de la fotografía se ve una ventana en donde se atisban diversas banderas comunistas: la bandera de Rumanía, la bandera de la República Checa, la bandera de la RDA;  y la bandera de Polonia blanca y roja.

 

Conclusiones sobre El muro

En definitiva, una obra desigual, en la que podemos encontrar grandes relatos e imágenes que nos hacen reflexionar. Junto a otras páginas totalmente prescindibles y que restan calidad al resultado final. Sin embargo podemos sacarle mucho provecho para nuestras clases. Sobre todo si buscamos la reflexión entre nuestro alumnado cuando estemos explicando la caída del muro de Berlín. Y si queremos completar la lección, nada mejor que visionar un fragmento de Good Bye, Lenin!

 

  • El muro
  • Pierre Christin y Andreas C. Knigge
  • Norma
  • 1990

 

Deja un comentario