Los sucesos de mayo, 1937 – Barcelona y la revolución

El alzamiento militar iniciado el 17 de julio de 1936 se justificó por parte de los sectores conservadores con el argumento de que en la República se estaba gestando una revolución comunista que acabaría con la religión, la propiedad privada y las tradiciones de España. Pero lo cierto es que fue el propio alzamiento el que posibilitó que en aquellas regiones en donde el alzamiento había fracasado, la situación se radicalizase. Fue el caso de Barcelona, en donde la revolución social tuvo especialmente fuerza. Se restituiría el poder de la Generalitat, con Lluís Companys al frente, y con la presencia activa de sindicatos y comunistas. Por aquel entonces, Largo Caballero trataba de crear una gran alianza antifascista, pero se encontró serios problemas de convivencia entre anarquistas y comunistas, que terminaron desencadenando los sucesos de mayo de 1937; hechos que se narran en el cómic.

los sucesos de mayo

A principios de mayo la situación en Barcelona se volvió insostenible. Por un lado estaba el gobierno de la República, con Largo Caballero al frente, la Generalitat, socialistas y algunos sectores comunistas. Y por otro lado estaban los anarcosindicalistas (CNT) y el Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) de Andrés Nin. El enfrentamiento dialéctico finalmente dio paso al enfrentamiento físico. Y el desencadenante de los sucesos de mayo fue el intento de desalojo a los anarquistas del edificio de Telefónica que controlaban. Unos hechos que desde el POUM fueron interpretados como un ataque a las conquistas de la revolución.

Los sucesos de mayo

El cómic narra precisamente los hechos que tuvieron lugar durante los sucesos de mayo en Barcelona. Y como nos tienen acostumbrados en los cómics de Universo 36, lo hace mezclando hechos históricos con superhéroes y villanos; como ya vimos con anterioridad en la toma de Málaga, el asedio del Alcázar, o la batalla por Badajoz.

los sucesos de mayo

En 1937. Los sucesos de mayo podemos ver retratados varios asuntos que tuvieron lugar en estas fechas: la colaboración estrecha entre el gobierno de la Generalitat (Lluís Companys), y el gobierno de la República (Azaña); el intento de ocupación del edificio de Telefónica; el brote de violencia desatada en las calles; la represión tras los sucesos de mayo, e incluso el exilio posterior en el campo de concentración de Argeles-Sur-Mer.

Y también vemos dos aspectos muy interesantes: la falta de cohesión entre anarquistas y comunistas; y el dilema moral por el uso de superhombres. Un aspecto este último muy interesante para abordar en clase con el alumnado. Y es que no podemos olvidarnos del enfoque didáctico de la colección.

edificio telefónica

En esta ocasión los superhombres son Julián en el bando anarquista, lleno de dilemas morales y que tuvo un brote de violencia incontrolable en el frente de Aragón; Eusebi Rodríguez Salas, Comisario de la Generalitat; Tiznao, un robot que trabaja junto a los comunistas; y Agente Alpha, un controlador de mentes que opera con las tropas de Franco.

Un cómic que de manera individual se queda corto, dada sus escasas 36 páginas; pero que junto al resto de número del Universo 36 empiezan a convertirse en una colección de la guerra civil española a tener muy en cuenta.

Deja un comentario