Jutlandia – Las grandes batallas navales

El 31 de mayo de 1916, la Royal Navy inglesa y la Kaiserliche Marine alemana se enfrentaron en el mar del Norte, junto a la península de Jutlandia. El control del mar del Norte estaba en juego. Y no es un asunto baladí, puesto que se trata de uno de los mares con más tráfico comercial del mundo; y en sus costas se sitúan algunos de los puertos más grandes del mundo. Controlar el mar del Norte resultaba vital para el desenlace final de la guerra en Europa Occidental.

El estallido de la primera guerra mundial dio paso a la guerra de las trincheras y las grandes batallas aéreas; pero no se quedaron atrás los grandes enfrentamientos marítimos. La colección dirigida por Jean-Yves Delitte ya nos ha sumergido en grandes enfrentamientos como los vividos en las batallas de Chesapeake, Midway o Hampton Roads; y en esta ocasión hace lo propio con la que sería la última gran batalla naval de la primera guerra mundial, la batalla de Jutlandia.

batalla de jutlandia

La batalla de Jutlandia

Con la finalización del siglo XIX la guerra marina ya había dejado atrás las viejas prácticas navales, y había dado el gran salto a la industrialización. Los imponentes buques de madera con centenares de cañones, e  impulsados por el viento quedaron atrás. Ahora los mares se llenan de mastodontes de hierro, acero, chimeneas y vapor, repletos con nuevas técnicas armamentísticas.

La batalla de Tsushima de 1905 fue uno de los primeros grandes enfrentamientos de la nueva época moderna de la navegación, pero no sería hasta la batalla de Jutlandia cuando se dio el salto definitivo; transgrediendo las viejas normas de las batallas navales que se venían empleando desde hacía varios siglos. La disposición de las flotas, los movimientos inalterables de los navíos, la distancia entre las flotas o los “desplazamientos en t”. Nada volvería a ser lo mismo para Alemania; y tampoco para Inglaterra, que tras esta batalla perdería su tradicional supremacía en los mares.

jutlandia

Ya hemos dicho que en la batalla de Jutlandia se enfrentaron las marinas alemanas e inglesa. Pero el resultado es confuso. No hubo un claro ganador. Si bien es cierto que en el enfrentamiento el vencedor fue el bando alemán, el hecho de que abandonaran sus posiciones después de la victoria hizo que ambos valorasen el enfrentamiento como una victoria propia. Los alemanes se batieron en retirada. Y los ingleses fueron derrotados, sufriendo muchas más víctimas que los alemanes; y con más pérdidas materiales. En buena medida, en el cómic se narra la emboscada a la que los ingleses trataron de someter a los alemanes; y como se vuelve finalmente en su contra.

Jutlandia, un duelo de artillería

En Jutlandia, más allá del enfrentamiento naval, tenemos temas secundarios que también se mencionan en el cómic, como el problema de los nacionalismos y la rivalidad entre Francia y Alemania; las referencias a las sufragistas inglesas; o aspectos meramente sociales de cómo entendieron la guerra los sectores populares. Pero lo cierto es que todo queda eclipsado por las grandes escenas de los cruceros y torpederos.

Ya hemos comentado que la batalla naval de Jutlandia fue el fin de los combates navales tradicionales. Su canto del cisne. Esa especie de “duelo de artillería”, sometiendo al enemigo a una lluvia de metal, y confiando en tu resistencia frente a la del enemigo, tenía sus días contados.

En cualquier caso, el mantenimiento de este tipo de enfrentamientos, junto al desarrollo industrial, propició la aparición de todo tipo de buques de guerra: el acorazado aparecía ahora cada vez más armado, aumentando su velocidad y su peso; el crucero, sucesor de las fragatas, se dedicaba a proteger y mantener el control de los mares, entrando en batalla si era necesario; el torpedero surgió a finales del XIX adquiriendo cada vez mas velocidad y más poder destructor; y el u-boot, los submarinos, con gran poder destructor, aunque todavía de escasa velocidad. Todos ellos aparecen reflejados en el cómic; y la lectura previa del dossier nos ayuda perfectamente a identificar cada uno de ellos.

grandes batallas navales

Las grandes batallas navales

Si en otras ocasiones nos hemos quejado de la pobreza del guión, en este número, al dibujo espectacular de Jean-Yves Delitte se le une un buen guión; que te mantiene en vilo durante toda la historia. Además, también aumenta el número de páginas dedicadas al enfrentamiento naval. Y tenemos dos imágenes a doble página que nos muestran el poderío naval de una y otra potencia. Y por si fuera poco, se mantiene la calidad de los dossier históricos que acompañan a la colección.

En definitiva, después de siete ejemplares, confirmamos el escaso interés que generan algunas de las historias paralelas a las batallas; pero al mismo tiempo, la colección es imprescindible para todo amante de la historia. Especialmente de la historia bélica. La exquisita documentación, el detallismo de los dibujos, el uso de terminología precisa, las explicaciones del vocabulario utilizado, la selección de las batallas y el dossier que acompaña a cada número, están convirtiendo a esta colección en un manual de historia de mucho nivel.

  • Jutlandia. Las grandes batallas navales (Les Grandes Batailles Navales. Jutland)
  • Jean-Yves Delite (guión y dibujo) y Douchka Delitte (color)
  • Traducción: Eva Reyes de Uña
  • Norma Editorial
  • 2018
  • 17,00€

Deja un comentario